viernes, 28 de octubre de 2016

Lockout es igual a cierre patronal

Pero en Venezuela no se trata de eso, sino de que las empresas animen a sus trabajadores a que se pongan en huelga. El mundo al revés, o al derecho extremo.


La clase obrera venezolana rechaza de manera rotunda el llamado a paro, que plantea la derecha venezolana, sostuvo el vicepresidente de la Comisión de Medios de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST), Carlos López.

“Constituimos junto con la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS) 720 Comités productivos que este viernes estarán desplegados para garantizar que no haya ninguna paralización, ya que la clase obrera venezolana rechaza rotundamente el llamado a paro”, informó durante una entrevista en el programa En Tres y Dos, que transmite Venezolana de Televisión (VTV).

Destacó el trabajo que vienen realizando con Fedeindustria. “Consideramos que representa el sector del empresariado que está dispuesta a producir y generar ingresos en divisas que no son de la renta petroleras”.

También anunció que las empresas de alimentos, artículos de higiene personal y medicamentos no tomarán vacaciones colectivas en noviembre, diciembre y enero. “Las vacaciones serán de forma rotativa para contribuir en la estabilidad del proceso productivo en el país”.

Por su parte, el presidente de Fedeindustria, Orlando Camacho, aseguró que están sumados al diálogo productivo en las calles. “Estamos desplegados con los trabajadores, con aquellos empresarios nacionalistas que defienden los intereses económicos y buscan llevar sus productos a los anaqueles y abastecer el mercado nacional”.

Camacho calificó de positivo el aumento salario que dio a conocer el jefe de Estado, Nicolás Maduro.“Este nuevo ajuste permite mayor capacidad adquisitiva a los trabajadores, que nos toca hacer a nosotros como productores, elevar la eficiencia de las industrias para que este aumento salarial perdure en mayor tiempo”.

“Los empresarios estamos avocados a producir, no podemos ser los instrumentos políticos, estamos llamados a aumentar la productividad, seguir construyendo y utilizar el llamado al diálogo del presidente Maduro, para así mantener la paz social y laboral que es clave”, agregó.

Entretanto, el diputado del Bloque de la Patria, Willliam Gil, instó a los empresarios a que no se sumen al paro. “Le decimos al empresariado nacionalista y a todo aquel que quiera la Patria, que no se sumen a este llamado, porque van hacer lo mismo que en el 2002, donde quebraron un conjunto de empresas producto de esa aventura”.

Yvke Mundial

1 comentario:

Anónimo dijo...

Todoe so es dirigido desde los Estados Unidos y por supuesto que la Reserva Federal
se encargara de subsidiar las perdidas a los negocios venezolanos que hacen su zafra
multiplicando las perdidas.

Gracias a esos regalitos es que en el oeste de Miami se edifica la parte mas moderna
de la ciudad a la que la gente dice en broma se debia llamar Hugo Chavez.