jueves, 20 de octubre de 2016

Ora et Labora

“Los abrían, no les hacían nada, y los volvían a coser”

La pasada primavera la sociedad castellano-manchega asistía atónita (todavía le quedaba capacidad de indignación) a lo sucedido a 35 niños de Albacete, Cuenca y Ciudad Real que la 'semiprivada' sanidad de María Dolores Cospedal (en la foto orando ante sus dioses) había derivado a la clínica madrileña La Milagrosa (algunas familias tenía que hacer más de 400 kilómetros) para ser intervenidos  de algo tan básico como en el caso de los pequeños de fimosis o hidroceles, y en las niñas de hernias umbilicales. Intervenciones que no deben tener complicaciones más allá de las excepciones que por distintas patologías pudieran darse. 

Pues bien, hace unos días en ELPLURAL.COM hemos sabido que a 10 de esa treintena de niños que fueron intervenidos, cuando menos de forma poco ortodoxa en el centro madrileño, “los abrieron, no les hicieron nada, y los volvían a coser”, cuenta a esta redacción un padre albaceteño, pendiente de presentar una querella contra La Milagrosa una vez reciba del hospital de Albacete el correspondiente informe médico que así lo acredite.

“No los operaron; solo los cosieron”

Otra afectada, en este caso de Cuenca, establece las grandes diferencias de tratamiento “médico y personal” existentes entre La Milagrosa y  Albacete. “En este hospital trataron a mi hijo como a un paciente, no como a un borrego; le ingresaron, le pusieron una vía y anestesia general (cosa que no hicieron en su primera operación)”, asegura, tras volver a ser sometido el pequeño a una segunda intervención en el Hospital Universitario de Albacete, “donde me dijeron, después de ser operado en la clínica madrileña, que seguramente habría que extirparle un testículo”, añade emocionada, “mi niño se encuentra ahora bien después del destrozo que le hicieron en Madrid”. 

Y es que son numerosos los testimonios recogidos por ELPLURAL.COM que apuntan a supuestas negligencias y mala praxis en las intervenciones a las que fueron sometidos sus hijos. De ahí las denuncias formuladas “porque ahora los médicos de aquí (Castilla-La Mancha) nos dicen que no fueron operados, que no les hicieron nada y que solo los cosieron”, comentan.

elplural.com

2 comentarios:

sillero3 dijo...

Por desgracia para ellos no pasara nada ya se encargara la in justicia de eso . La cos pedorra se llevara su suculenta "mordida" de esas derivaciones y a ningunearlos el los medios de desinformación y echar tierra encima . El régimen protege a sus esbirros .

Anónimo dijo...

El caso es que cuando la gente se educa con el amor al dinero hace cualquier cosa por conseguirlo.

Eso sucede en todas las democracias, se inventa una la necesidad de una cirugia y para timar a los
seguros, toda con la conciencia limpia puwes el paciente no paga nada.

En Miami se dice que los cubanos recien llegados lo reoperaban con cargo al Medicaid y el gobierno
pagaba por operaciones hechas en Cuba mucho tiempo antes.

Es el amor al dinero y por dinero hasta Judas vendio a su Maestro.