jueves, 13 de octubre de 2016

Osama Abdul Mohsen, disfrute, cuitas y esperanzas

"Nuestra vida aquí es muy buena. La gente es muy amable. Todo es positivo en el trabajo, mis hijos están en buenos colegios, son felices", igualito, igualito que el trato que el Régimen de Felipe de Borbón concede a los 12 millones de pobres, parados, excluidos sociales y sus familias ¡ojo! en esos millones incluimos a todos, españoles e inmigrantes.

"Todo es bueno, excepto que el resto de mi familia está en Turquía. Necesito tener constantemente noticias de ellos, saber cómo están, qué dificultades tienen... Les mando dinero para la casa, para que puedan vivir". 

"Mi trabajo se acaba en tres meses", finaliza.

Empleadores: "Le hicimos un primer contrato de un año y se lo acabamos de renovar por tres meses pero estamos abiertos a que continúe a partir de enero. Seguramente entonces entre en una delegación para viajar".

Su nueva función consistiría en visitar otros países con el objetivo de expandir Cenafe (Centro Nacional de Formación de entrenadores de fútbol) gracias a su buen manejo del inglés y que habla, lógicamente, el árabe. ¡Allah Akbar! que dirían los del Estado Islámico, Al Qaeda y el Frente Al Nusra.



2 comentarios:

Anónimo dijo...


El clasico titere que mide el mundo por su bienestar, sin coinsidedar que lo estan utilizando miserablemente.

Pero recordemos que todo inmigrante que se askmila a otra cultura lo hace a lo peor de ella.

A este tonto le toco el negocio del futbol.

Corvus dijo...

Nunca entendí como fue tan rápidamente contratado el terrorista ese ,casa,trabajo etc... En tiempo record,también curioso aun esté el viviendo tan bién, y su familia en Turquía,será cierto la tiene?Porque lo de este tipo todo huele mal,no le ví la lógica de acogerlo y colocarlo tan rápidamente.