lunes, 17 de octubre de 2016

Una carta de 10 kilómetros

Miles de habitantes de Tartús se reunieron ayer para participar en la firma de una carta gigante para remarcar su lealtad a Siria y al presidente Bashar al-Assad.


La carta, que mide 10 km, será presentada en nombre del pueblo sirio ante los organismos internacionales para exigir el levantamiento de las sanciones económicas impuestas a Siria así como para condenar los países que apoyan el terrorismo en su país.

El objetivo de la carta es "enviar un mensaje de amor y lealtad a la patria y al líder sirio y subrayar que el pueblo sirio permanecerá unido a pesar de todas las conspiraciones", dijo Shahd Ibrahim, jefe adjunto del grupo Encuentro de Unidad Nacional.

1 comentario:

Anónimo dijo...


En la comunidad internacional arabes y musulmanes no tiene derechos yh poueden ser asesnados
por cruzados cristianos y judios o sus mercenarios.

Recordemos que la primera mision de la ONU fue autorizar el exterminio de palestinos para fundar
el estado sionista judio.