domingo, 16 de octubre de 2016

Volverán las oscuras golondrinas

Mariano Rajoy, asegura que "no habrá impunidad" tras la agresión sufrida el sábado por dos guardias civiles en la localidad vasca de Alsasua. Como Mariano es un poquito retardado, es lógico que se meta en estos fregados.


Un pelea de bar en la madrugada, al alba de Luis Eduardo Aute y del vasco-extremeño Txiki, una pelea provocada por quienes van a provocar, una pelea provocada cuando la gente se calienta tras varios tragos, una pelea provocada por la larga venganza del sistema, una pelea provocada por quienes piensan que son "superiores" y creen en su simpleza mental que pueden humillar a todo un pueblo.

Por cierto, un pueblo indómito que no tiene la culpa de que las cosas queden a medias, un pueblo con memoria histórica al que ni reformistas ni Ni-nis podrán embaucar por largo tiempo.

1 comentario:

Urania dijo...

Ya...claro y tenemos que creernos la versión oficial, trucada de arriba a abajo, por sus santos cojones.

Y resulta que testigos, no afines al independentismo, han afirmado que los inciviles fuera de servicio empezaron a provocar con insultos y amenazas y luego pasó lo que pasó...se engancharon todos y broncazo.

Vamos..es que es de guasa, un montaje de libro...Hay que repetirlo hasta la saciedad: un pueblo como Alsasua, feudo de independentistas y "visitado asiduamente por la GC para hacer razzias policiales....se dejan caer dos pikoletos (borrachos o no) a las 5 de la mañana como si nada para "hacerse las víctimas" ante la furia salvaje de los separatistas (los cincuenta que se inventaron en el cuartel de Pamplona)

Resultado: seguir activando la violencia en el País Vasco y Navarra. No pueden vivir sin ella.