sábado, 8 de octubre de 2016

World Learning

(...) El Consejo Nacional de Seguridad, la CIA, la NED, la USAID, la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), el Pentágono, el Departamento de Estado, el Departamento del Tesoro, el de Comercio, el de Inmigración, el de Justicia, el de Agricultura, la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, las agencias de la comunidad de inteligencia: todas las fuerzas del Imperio fueron lanzadas contra la Isla, operando de conjunto para cumplir la misión de poner de rodillas al pueblo cubano.

Para los años del 2010 al 16 estos planes cambiaron solo en detalles, aumentando los fondos destinados a ser administrados por la USAID para facilitar las comunicaciones y el acceso a Internet de “la sociedad civil” en Cuba, para apoyo a los “prisioneros políticos”, para el entrenamiento de activistas de los grupos de Derechos Humanos, y los agentes de cambio hacia la democracia, etc. Se destinan fondos igualmente al soporte tecnológico y entrenamiento de líderes de grupos de “opositores” integrados por artistas, músicos, blogueros, etc, así como la fabricación de grupos “afrocubanos”, otros grupos minoritarios y algunas organizaciones “religiosas”.

El veterano oficial de la CIA Rene Greenwald, funcionario de la USAID, con oficina en México orientó en el año 2010, a Pablo, su agente en La Habana, realizar una minuciosa investigación sobre los programas de estudio de la Educación Primaria y Media en Cuba, estado político-social del sector educacional, calidad de la enseñanza etc, con el objetivo de incorporar al Proyecto Génesis, que dirigía Pablo en La Habana, un programa de becas y un plan vacacional atractivo para niños, adolescentes y jóvenes.

El plan proyectado por Génesis incluía becas para formar líderes de cambio en universidades y escuelas de los EEUU, Europa y América Latina, debía ser atractivo y ser capaz de enmascarar las verdaderas intenciones de la CIA, este plan debía contribuir a formar una nueva base social para la contrarrevolución, crear nuevos líderes con prestigio y bien preparados, incondiconales a los Estados Unidos, pero que manejaran un discurso más actualizado y menos agresivo que el de la derecha anexionista de siempre, el plan en cinco años ayudaría a crear las condiciones para el cambio de régimen en la Isla.

La USAID de las  becas de World Learning, es la misma USAID de Mitrioni, de Condor, de Génesis, de Zunzuneo, y de tantos y tantos proyectos contra nuestra América y en especial contra Cuba, tiene las manos manchadas de sangre e ignominia, los cubanos les conocemos bien.

(Diario 90)

World Learning to Cuba: ¿Un lobo con piel de cordero?

(...) World Learning: ¿Qué se esconde detrás de la fachada?

Al iniciar el programa radio-televisivo la directora del periódico Juventud Rebelde, Yailín Orta, explicó que la World Learning tiene dos dimensiones. Una primera relacionada con la que se les vende a nuestros jóvenes y otra bien distinta que es la que ejecutan en realidad.

“La primera de estas vertientes es la que se refiere a una organización no gubernamental con dos oficinas centrales en Washington y en Vermont. Cuenta además con representación en otros 60 países. El objetivo de esta organización es formar jóvenes en diferentes aristas que le puedan “ser útiles” a su sociedad”. La otra cara de la moneda, es la que pretende captar jóvenes y trabajar con ellos desde el punto de vista ideológico, construir liderazgos.

La joven periodista advirtió que a pesar de no contar con ninguna representación en Cuba desde el año 2015 World Learning han planificado un series de becas, llamado Programa de verano, en el cual captan a jóvenes a través de Internet, para construir “liderazgos ficticios”.

“La mayoría de estos muchachos solo tiene entre 16 y 18 años. Edades que como sabemos, son fundamentales en la formación psico-social del individuo, y donde existe mayor posibilidades de influir en el joven a través de esa política de golpe suave que se ejecuta contra Cuba”.


1 comentario:

Anónimo dijo...

El caso que como tienen todo el dinero posible creado por los judios de la Reserva Federal pueden crear ciento de
organizaciones con todo tipo de sinverguenzas y oportunistas sin escrupulos que luego deben sufrir los pueblos
en nombnre de la democracia.