miércoles, 30 de noviembre de 2016

¿A punta de pistola?

Realmente no es fácil.


¿Cuántos agentes se necesitarían para esto? ¡Sufran gusanos!

Un millón de personas abarrotaron la Plaza de la Revolución de La Habana para despedir a Fidel Castro antes de que sus cenizas partieran hacia Santiago.



1 comentario:

Anónimo dijo...


Ahoran diran los medios del sistema los llevaron a la fuerza y los obligaban a aplaudir y gritar consignas.

Pero esas mismas gente con un fusil en las manos hacian correr lor mercenarios en Africa.