lunes, 21 de noviembre de 2016

Aunque le salgan los hígados por los ojos

¿Qué será en el futuro? ¿Látigo en el costillar? Pistola en mano.

Empleo obliga a una mujer con cáncer de mama a trabajar a pesar de tener una dispacidad reconocida del 41%. La afectada, que trabajaba como cajera en un supermercado, acaba de perder el juicio contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el organismo que la considera "apta" para seguir desarrollando cualquier tipo de empleo. 

Sin embargo, los informes médicos de la Junta de Andalucía desaconsejan que haga esfuerzos con los brazos por su cáncer de mama. Tres veces por semana acude a consulta para seguir el tratamiento. A Rosario, que tiene 35 años, no le renovaron el contrato tras comunicar en su empresa que padecía cáncer.

Estuvo varios meses cobrando la baja laboral pero al acabar la ayuda, la Seguridad Social consideró  que no se debía declarar la "incapacidad permanente" por las secuelas que le había dejado la enfermedad. Rosario cuenta con los informes médicos, avalados con un documento por la Asociación Española Contra el Cáncer, la AECC. Está casada y tiene dos hijos pequeños, de 3 y 5 años..

20minutos

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por loq ue se sabe ya los negros le molestan en Africa y deben ser exterminados.

Hace poco se publico la notica de que unos de los judios Rostchild estaba sacando los negros de la selva para que no le molestaran en su negociazo de safarais para ricachones para matar animales en extincion cunadoi no dejan a los africanos cazar para comer.

MUchos creemos que parte de la pieza de caza son los negros mismos, los que cazan alla los medios ni los mencionan.