miércoles, 9 de noviembre de 2016

Donald Trump nuevo presidente de EE.UU.

Y es que Trump...


Los siervos comienzan a bajarse los pantalones y cambiarse de banda. El representante de la Junta Nazi ucraniana en la ONU ha borrado de madrugada su tuit donde llamaba payaso a Trump.



La población negra e hispana ha tenido la mayor participación en la historia de las elecciones quizás empujados por los asesinatos de negros, y minorías étnicas en general, que han batido récords durante el mandato de Obama, aunque ello no deja de ser el agarrarse a un clavo ardiendo.

Pese a lo anterior, 115 millones de personas votaron mientras que más de 120 millones no lo hicieron.

Sentimos asco por el tinglado electoral estadounidense y por los candidatos protagonistas de ese circo, pero ello no es óbice para que nos alegremos de la desaparición de una sanguinaria demente llamada Hillary Clinton.

Igual que nosotros, miles de millones de personas celebran no la victoria de Trump, sino la derrota de una asesina enferma mental demostrada.

Hemos visto al ultrafascista Carlos Herrera, sudoso y con cara de borracho, haciendo proclamas a favor de Clinton en un antro de Miami.

Los medios dicen que es "extraño" que Florida se haya decantado por Trump cuando todo el mundo sabe que allí, prácticamente, siempre se vota republicano.

El discurso de hace unos minutos de Donald Trump debe haber tranquilizado a los medios, especialmente a los españoles, que histéricos, apoyaron sin fisuras entregar la presidencia a una criminal de guerra con cientos de miles de crímenes a sus espaldas.

Y es que Trump... no es más que otro millonario.

3 comentarios:

Anónimo dijo...


Ahora bandadas de camaleones cambiaran de color sin ser primavera.

La politica que se decidia entre amigotes entre trago y trago sufrio un reves.

Lo mas curioso es que se dice que los anglosajones blancos trabajadores salieron a votar e hicieron eso posible, eso dice que esa gentuza que se formaba como gobierno no los representaba como si fueran negros, asiaticos o hispanos.

Y el sistema los ha dejado hacer el cambio o le explota el sistema en la cara.

Anónimo dijo...

Estas elecciones de los EE.UU demuestran que el sistema capitalista en su fase imperialista está en plena decadencia. La crisis profundiza la competencia intercapitalista, cada grupo trata de salvarse a costa del otro...

También demuestra que los llamados medios de comunicación han perdido la influencia que tenía antaño para mover la opinión pública de la forma que les daba la gana, ahora nadie les cree, igual como nadie cree en las mentiras del País de PRISA, del New York Times o el Washington Post.

Anónimo dijo...

Donald Trump prefiere el aislacionismo y esto es lo que le da miedo a los grandes poderes y corporaciones en Estados Unidos, Donald Trump no quiere que mas intervenciones en países extranjeros tanto por el gasto que conlleva, como por las muerte innecesarias de soldados, es un hombre que a corrido con los gastos de su campaña, viajes y mitines, el partido Republicano lo repudio ahora quiere un trozo de pastel, aparte de que como dice el articulo este señor a evitado una Tercera Guerra Mundial al ganar a Hillary Clinton, mujer de otro asesino.
En cuanto a los medios Españoles, dan vergüenza y su servilismo es repugnante, ya veremos cuando Trump empiece con su gira mundial, seguro que todo serán sonrisas, país de falsos y débiles. Esto no queda aquí dentro de poco serán las elecciones en Francia y todo apunta a que la Marine Le Pen ganara por goleada en Francia, el mundo esta cambiando y lo hará para bien para muchos y sera catastrófico para otros, estos ultimos ya los conocemos de sobra.

Toda la suerte del mundo para Donald Trump.
MAKE AMERICA GREAT AGAIN.