jueves, 10 de noviembre de 2016

El muro de Trump


Fue construido por los Clinton


5 comentarios:

Anónimo dijo...


Desde hace varios años se planea terminar el muro y hacerlo con los israelies que son los mayores especialistas en construir los muros democraticos en el mundo, ademas si el muro lo hacen los judios debe ser aceptado por los fanaticos cristianos a los dos lados de la frontera y al que proteste simplemente se le acusa de antisemita y terrorista y se le da rucurucu.

Trump aprovecho muy bien lo del muro para levantar el racismo extremista a su favor lo que al final lo llevo al poder.

El mayor muro sera que no podran conseguir ni casa ni trabajo perseguidos por el odio racista y al que los ayude lo lanzan al otro lado de la frontera para aterrorizar a los otros.

Como hacen los judios en israel que sera lo que sirva de experiencia.

Anónimo dijo...

Vamos a ver, analista Álvarez: en tu mini-mierda artículos de la época de las primarias en el proceso electoral gringo nos decías que elegían a Trump para que saliera presidenta Clinton.

¿Cómo explicas lo que ha ocurrido? ¿Es Trump antiimperialista?

JM Álvarez dijo...

Vamos a ver, analista Anónimo en tu mini-mierda neuronada cerebral cabe entender de que lo que yo dije es que parecía que Trump con sus actitudes parecía que estaba haciendole la campaña a Clinton para que fuera esta la elegida? Es que sigo pensando lo mismo, otra cosa es lo que haya votado la gente

¿Cómo explicas tu estupidez? ¿Eres antiimperialista o troskista?

Mercedes dijo...

Qué cortedad de miras, "anónimo".... No te quedes en lo superficial, hombre, analiza, y no te olvides, sobre todo, de dar perspectiva y panorámica a las cosas.Ah, y entenderlas en sus diferentes contextos. ¿Vale?

JM Álvarez dijo...

Para el anonimo "analitico"

Esto fue lo que dijimos en este blog en la entrada "Donald Trump nuevo presidente"

La población negra e hispana ha tenido la mayor participación en la historia de las elecciones quizás empujados por los asesinatos de negros, y minorías étnicas en general, que han batido récords durante el mandato de Obama, aunque ello no deja de ser el agarrarse a un clavo ardiendo.

Pese a lo anterior, 115 millones de personas votaron mientras que más de 120 millones no lo hicieron.

Sentimos asco por el tinglado electoral estadounidense y por los candidatos protagonistas de ese circo, pero ello no es óbice para que nos alegremos de la desaparición de una sanguinaria demente llamada Hillary Clinton.

Igual que nosotros, miles de millones de personas celebran no la victoria de Trump, sino la derrota de una asesina enferma mental demostrada.

Hemos visto al ultrafascista Carlos Herrera, sudoso y con cara de borracho, haciendo proclamas a favor de Clinton en un antro de Miami.

Los medios dicen que es "extraño" que Florida se haya decantado por Trump cuando todo el mundo sabe que allí, prácticamente, siempre se vota republicano.

El discurso de hace unos minutos de Donald Trump debe haber tranquilizado a los medios, especialmente a los españoles, que histéricos, apoyaron sin fisuras entregar la presidencia a una criminal de guerra con cientos de miles de crímenes a sus espaldas.

Y es que Trump... no es más que otro millonario.

ANORMAL, BESTIA NAZI DISFRAZADA DE "COMUNISTA"