domingo, 6 de noviembre de 2016

Erdogan vuelve a explosionar otro coche-bomba

Ocho personas murieron y otras 100 resultaron heridas como consecuencia de una explosión registrada en la ciudad de Diyarbakir, en el sureste de Turquía.

Un coche cargado de explosivos explotó frente al departamento de policía del distrito de Bağlar, en Diyarbakır, tras el arresto policial de varios líderes del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), principal grupo político pro kurdo de la oposición.

Según varios medios de prensa locales, la explosión se produjo cerca de una comisaría. Al lugar de los hechos acudió gran cantidad de ambulancias y la policía acordonó la zona.

Se conoció que policía intercambió disparos con los atacantes después de la explosión. La oficina del gobernador de Diyarbakir indicó que detrás del ataque estaría el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que no se ha pronunciado sobre el suceso.

A la mencionada comisaría de Diyarbakir fueron trasladados horas antes algunos de los once parlamentarios del HDP detenidos por negarse a testificar por presuntos crímenes relacionados con supuesta propaganda terrorista.

Entre los detenidos en la operación, llevada a cabo en varias provincias del país, figuran los dos colíderes del HDP, Figen Yuksekdag y Selahattin Demirtas, quienes fueron detenidos en su vivienda en Diyarbakir.

Tanto Yuksekdag como Demirtas afirmaron en junio que no cooperarían con las autoridades en las investigaciones por presunta propaganda a favor del partido PKK por parte del HDP.

No hay comentarios: