miércoles, 2 de noviembre de 2016

Inteligencia Colectiva

El término Inteligencia Colectiva hace referencia a una estrategia ideada por los cerebros del más contemporáneo capitalismo (con influencias minarquistas y anarcocapitalistas) con el objeto de que lo que ellos llaman el “mercado” funcione con la mayor precisión y eficacia posible. Su propósito es programar el subconsciente de las masas de acuerdo con unos intereses empresariales muy concretos. 


Por supuesto, los teóricos de la Inteligencia Colectiva (...), nos presentan habitualmente este concepto bajo la máscara de un importante avance social y de desarrollo democrático, cuando no es otra cosa que un método más de control y explotación de las grandes mayorías; otra vuelta de tuerca de este psicopático sistema destinada a perfeccionar la condición de esclavos de los seres humanos, una pseudo-revolución con la que se pretende superar el actual modelo neoliberal y sustituirlo por otro más salvaje e inhumano si cabe.

Esto explicaría las furibundas críticas de Podemos al neoliberalismo. No se tratarían, como se nos intenta mostrar desde los medios de comunicación derechistas, de críticas marxistas, sino de críticas neocapitalistas con influencias minarquistas y anarcocapitalistas.

(Extracto tomado del artículo La Inteligencia Colectiva: las afinidades de Podemos con el ejército de los Estados Unidos)

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Cual es la solución para erradicar todos los problemas de raíz que afectan a la tierra?
Esta es la solución: Familia, religión, raza, nacionalismo, arte, naturaleza, identidad, honestidad, militarismo, educación y evolución.
Los pilares de nuestra cultura Europea durante miles de años, hoy en declive gracias al comunismo, al marxismo cultura, al fascismo de Franco y Mussolini, Hitler estuvo cerca pero cometió grande errores, ahora el enemigo es el liberalismo, la Iglesia Católica de Roma (por sus numerosos crímenes a lo largo de la historia contra Europa y contra la evolución), el Islam, el judaísmo, el capitalismo liberal y como no la globalización.

Heil Europa!