miércoles, 30 de noviembre de 2016

La Iglesia católica continúa el saqueo iniciado hace siglos

Es natural, y además no constituye ninguna carga adicional, considerando que está exenta de pagar tributo.

El obispado de Jaca se ha hecho con la propiedad de catorce iglesias románicas y otras nueve góticas en el Pirineo aragonés tras aceptar el Registro de la Propiedad de esa ciudad su anotación como “declaración de obra nueva antigua”.

El Ayuntamiento de Jaca dispone de seis meses para presentar alegaciones a esas anotaciones, ya que a mediados de mayo de 2017 vence el plazo de dos años del que disponen las instituciones con competencias en urbanismo para pronunciarse sobre la legalidad de ese procedimiento, en el que también tendrían algo que decir la Diputación de Huesca y el Gobierno de Aragón.

La junta de gobierno del consistorio jaqués consideró inicialmente “conformes con la legalidad” esas inscripciones. No obstante, esa decisión se produjo el 28 de mayo de 2015. Es decir, que la tomó el equipo de gobierno del PP que tres días antes había perdido las elecciones municipales y que dos semanas más tarde iba a ser relevado por otro del PSOE con el apoyo de Chunta Aragonesista y de las listas de confluencia Ganar Jaca y Aragón Si Puede.

Los 23 templos medievales forman parte de un listado de 43 declaraciones de obra realizadas solo en el municipio de Jaca que el Registro de la Propiedad notificó al ayuntamiento, entre las que se incluyen 30 “iglesias parroquiales y cementerios”, nueve ermitas, dos iglesias de la ciudad, un campo rústico y la casa diocesana.

El listado incluye las iglesias románicas de Asieso, Banaguás, Baros, Caniás, Espuéndolas, Guasa, Leres, Navasa, Orante, Osia y Ulle y, además de la de Santiago —datada en el siglo X y anterior a la catedral de Jaca—, la ermita de San Miguel de Botaya y la del Rosario de Osia; así como los templos góticos de Ascara, Gracionepel, Abay, Ara, Atarés, Baraguás, Binué, e Ipas —las seis últimas edificadas sobre otras de estilo románico— y la ermita de Santa Eulalia de Navasa.

publico.es

1 comentario:

Anónimo dijo...

La Iglesia Catolica ha sido un desastre desde el inicio llegao a hundir el imperio romano en menos de un siglo por la ambicion de los curitas de robarle todo a las otras religiones.

Y eso que Jesucristo hablo muy mal de la acumulacion de riquezas pero evidentemente los curas no creen en el paraiso.