lunes, 28 de noviembre de 2016

Los dardos envenenados del payaso Santiago

Chapuza social a costa de la gente

Con esa mampostería Fidel levantó en la isla un asidero para la utopía, un rompeolas contra el imperialismo y una humanísima chapuza social. Su grandeza tiene que ver con su resistencia frente a un enemigo omnipotente; y también con su capacidad para convertir su pequeño país, a veces a expensas de su propia gente, en un ejemplo “universal” para todos los pueblos sufrientes del mundo.

Cuba no entiende, el que sabe es su admirado Obama, un criminal

Cuba, con su ejército de médicos y su arsenal de vacunas solidarias, siempre fue mucho más amenazadora para EEUU que al revés. Es Obama quien ha comprendido por fin -a la espera del imprevisible Trump- que unos EEUU debilitados sólo pueden vencerla con turistas y no con misiles.

Fracaso de Fidel e insulto a los cubanos (excepto lumpen, oportunistas y fascistas que allá sigue vigente la lucha de clases)

Fidel, sin embargo, también fracasó. Su fracaso tiene que ver con la construcción fallida de un “hombre nuevo” que necesitaría dormir y comer tan poco como él, que correría tan deprisa como él y que soportaría, como él, todos los sacrificios. Buena parte del pueblo cubano lo adoraba y lo admiraba -lo adora y lo admira- pero no se parece a él.

Es inevitable: el socialismo se pierde, sigamos con el capitalismo 

Fidel fracasó, como no podía ser de otro modo, a la hora de resolver esa paradoja eterna que el helenista marxista Luciano Canfora señalaba en uno de sus libros: “el impulso revolucionario no se transmite, ni por vía genética ni por vía pedagógica. Simplemente se pierde.

La revolución no se puede repetir pese a que estemos en condiciones similares a las de finales del XIX. El camino a seguir es el capitalismo "mejorable" 2.0

Después de aguantar cincuenta años Fidel fue el primero en darse cuenta de que lo único que habían hecho en cincuenta años era eso: aguantar.Su revolución fue del siglo XX y no se puede repetir. Nos legó un ejemplo pero no un sistema.

Todo es democracia hasta las que asesinan en nombre de la "Pax Americana". Anda tío, cómprate una camisa de fuerza y que te encierren

En Cuba, en España, en EEUU, en Siria, seguir esa senda -llamémosla “democracia”- será la mejor manera de recordar a Fidel y mejorar su legado. Hasta siempre, Comandante. (Y no vuelvas porque si no me dejarás nuevamente en ridículo)

Santiago Alba Rico es "filósofo" y payaso del imperialismo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y también un imbécil elevado a la enésima potencia.

Corvus dijo...

Supongo que los listos de podemos aun no se dieron cuenta del porque no se les toma muy enserio,con especimenes como este que quieren?

Anónimo dijo...

Este hijoputa se venga ahora del espantoso ridículo aquel. Asco me da este tío.