miércoles, 9 de noviembre de 2016

"Obsoleto y medieval"

De esa guisa ha calificado, con razón, el presidente de la democracia venezolana al sistema electoral de la dictadura estadounidense.

"No elige el pueblo a su presidente", sentenció este martes el presidente venezolano, Nicolás Maduro, con respecto a las elecciones en EE.UU.

En su habitual programa de radio, el mandatario no perdió oportunidad para referirse a los comicios que se deciden sólo con la participación de "más de 500 personas", refiere VTV. En Venezuela, contrastó, el voto es directo, universal y secreto y el sistema electoral ha sido calificado como "el mejor del mundo".

El sistema electoral estadounidense es indirecto. Es decir, que lo que eligen los votantes de cada estado son miembros para el Colegio Electoral que, una vez que se conforma, elige al futuro presidente. De esta manera, más allá del porcentaje total de votos emitidos por la población, lo que cuenta en última instancia son cuántos electores sacó cada candidato.

Pro eso, el Jefe de Estado calificó el sistema electoral norteamernicano como "obsoleto" y "medieval", y evitó emitir una opinión sobre los candidatos que hoy se miden en la carrera por la Casa Blanca: "vamos a ver quien gana, no nos metemos en los asuntos internos de EE.UU.".

RT

1 comentario:

Anónimo dijo...


Se rompio el circulo de la propiedad familiar del gobierno en Estados Unidos.

Ya hasta la esposa de Obama pensaba aspirar a presidente en el 2024.