sábado, 5 de noviembre de 2016

Ucrania y la misión policial de la OSCE

La última cumbre de los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania en Berlín volvió a dejar clara la insistencia ucraniana por utilizar la falta de seguridad en Donbass –en gran parte debida a los continuos bombardeos ucranianos en varias zonas del frente– para dilatar el proceso de paz de Minsk. Desde hace meses, Ucrania busca con dichas tácticas evitar negociar directamente con las actuales autoridades de Donbass y, sobre todo, conseguir concesiones.

A cambio de vagas promesas de futuro, Ucrania sigue exigiendo condiciones que la RPD y la RPL no pueden permitirse cumplir, ya sea la entrega del control de la frontera o la devolución de Debaltsevo. Pero la obsesión de Ucrania sigue siendo la introducción de una misión policial armada de la OSCE, decisión que desde hace tiempo da por hecha. Siempre dispuesta a ignorar la opinión de las Repúblicas Populares, que de forma explícita han rechazado la posibilidad de introducir una fuerza armada externa, Ucrania parece utilizar ahora la misión policial de la OSCE como exigencia para celebrar elecciones locales en Donbass. En palabras de un representante del Gobierno alemán, esta semana se ha conocido además la magnitud de la misión propuesta por Ucrania, lo que vuelve a indicar que Kiev sigue dispuesta a dilatar aún más un proceso que dura ya dos años.

Artículo Original: Novorosinform

La parte ucraniana considera que el número de efectivos para la misión policial de la OSCE para Donbass debe rondar las 18.000-20.000 personas. Así lo expresó, según recoge la agencia UNIAN, Gernot Elder, representante del Gobierno Federal de Alemania para la presidencia de la OSCE 2016 y coordinador para la cooperación con Rusia, Asia Central y “socios del este”.

Según el diplomático alemán, tras la cumbre de los líderes del Cuarteto de Normandía del 19 de octubre en Berlín, el presidente ucraniano Petro Poroshenko “se refirió a esta misión de policía, aunque no fue uno de los temas principales de las conversaciones de Berlín”.

“Ya saben, probablemente esto también tiene un subtexto: una misión de ese tipo tiene que proteger las elecciones locales y garantizar la seguridad. La cuestión es quién debe dar esa orden o mandato y cómo conseguir el consenso. Si no hay acuerdo entre las partes ucraniana y rusa, así como los líderes de los separatistas y esto no funciona, entonces se puede decir que las elecciones locales no tendrán lugar”, afirmó Erler, que también admitió que la opinión de las partes se encuentra “demasiado alejada”.

“Es interesante que Ucrania hace tiempo que aboga por una misión policial en el marco de la OSCE, pero no es tan sencillo. Nunca se ha realizado una misión militar de este estilo en la OSCE y tiene que haber consenso en los 57 países que participan en la OSCE. Ucrania apunta a entre 18 y 20.000 personas para esta misión armada”, afirmó Erler.

“Fuimos capaces de aportar 700-800 observadores de la OSCE (para la Misión Especial de Monitorización) entre esos países y no es fácil ofrecer gente cualificada. Se puede imaginar lo difícil que sería, si se llega a realizar algo de esa magnitud [la misión que exige Ucrania], encontrar personas preparadas para ello”, resumió el representante del Gobierno alemán.

slavyangrad.es

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los mafiosos otaneros esperan que Ucrania les sirva para provocar o al menos crear malestar en Rusia.

Los ucraniuanos piensan en ordeñar al occidente y esperar ver si tienen el valor de enfrentar a Rusia o solo es charlataneria de los lideres occidentales occidentales a los que pensar en los misiles rusos le debe dar picazon en el ano.

Y lo peor es que el dia que Rusia utilice sus misiles y sus bombas termonucleares pues China hara lo mismo para acabar de una vez con la guaperia de pacotilla occidental.

Por mi parte yo creo que al occidente, lo que los ocupa ahora es el homosexualismo y las drogas es decir gozar la vida.