viernes, 4 de noviembre de 2016

Vilma Thomas, diplomática cubana, Consejo de DDHH de la ONU




1 comentario:

Anónimo dijo...

Y por todo eso es un mal ejemplo para el autotitulado mundo democractico.