martes, 8 de noviembre de 2016

Y demonizan a Hungría...

¿Alemania-, entre otros- no es la que critica a Hungría por su postura ante la cuestión de los refugiados?

Levantan un muro de cuatro metros para separar un campo de refugiados de una zona residencial en Alemania

En Múnich, junto a un campo de refugiados se está construyendo un muro de cuatro metros de altura. Los vecinos se movilizaron para levantar una pared después de que trasladaran a 160 refugiados jóvenes a menos de 100 metros de sus viviendas. Un juez les ha dado permiso.

En el barrio de Neuperlach Südos, en Múnich, sus residentes realizaron una campaña para edificar un muro, tras trasladar a 160 refugiados jóvenes a menos de 100 metros de la zona residencial, según publica el medio alemán Spiegel.

Además, éstos mostraron su preocupación por el ruido y el comportamiento de los refugiados. Por ello el juez del Tribunal Administrativo de Múnich aprobó su construcción.

Los críticos recalcan que esto es una prueba de que la política de refugiados de Ángela Merkel no está funcionado.

El vicepresidente del distrito, Guido Bucholtz, declaró que se asustó cuando vio "ese monstruo de pared". Tiene una altura de cuatro metros, es más alto que el muro de Berlín, ya que los ingenieros explicaron que tiene que tener esta altura para un aislamiento acústico eficaz.

Desde principios de año se han registrado 1.800 ataques contra solicitantes de asilo. De estos, 200 han acabado con lesiones graves contra los refugiados.

lasexta.com



3 comentarios:

Anónimo dijo...


No es que lo de la Merkel no funcione, lo que no funciona es el racismo del sistema.

Los muros ya existen donquiera que se puede pagar por ellos, unos mas chicos otros mas grande pero la sociedad humana se divide por la linea del privilegio, es decir del dinero que unos roban facil a los que quedan fuera del muro.

Evidetemente no somos no todos somos iguales por mucho que haga por sostener esa farsa.

JM Álvarez dijo...

12:25 no aceptamos la generalizacion

Julio Gómez dijo...

Europa sigue teniendo un grave problema con los refugiados y sigue sin saber como afrontarlo. Esta semana se ha producido no solo el bochornoso espectáculo húngaro, en el que la mayoría de los votantes han rechazado la acogida de refugiados según el plan europeo de reparto de cupos y al que sólo un tecnicismo le quita validez legislativa, sino también la decisión danesa de controlar el flujo de refugiados. En el Pais del 01/10/2016 se puede leer: “El Gobierno liberal danés se ha propuesto cerrar todos los caminos posibles de entrada al país a los refugiados que buscan en este rincón nórdico comenzar una nueva vida.https://planckito.blogspot.com.es/2016/10/refugiados-en-europa-sigue-la-parodia.html