domingo, 11 de diciembre de 2016

Ante el nuevo intento contra Palmira, llegan nuevos refuerzos desde Homs

El Ejército sirio ha evacuado estratégicamente a casi la totalidad de la población civil de Palmira ante el regreso, tras el fiasco de ayer, de los terroristas. Se prepara una gorda. Ahora Occidente no podrá pedir treguas "humanitarias" alegando la presencia de civiles. Curiosamente las pérdidas del Ejército son mínimas y las de los terroristas, abrumadoras.



 RT.- El Ejército sirio está llevando a cabo combates defensivos con el apoyo de la aviación rusa. 

El Estado Islámico ha enviado importantes fuerzas a Palmira desde la región de Raqa, donde las acciones militares contra los terroristas fueron interrumpidas esta semana por las agrupaciones que están bajo el control de Estados Unidos y la coalición internacional. El Centro para la Reconciliación de las partes beligerantes en Siria del Ministerio de Defensa de Rusia ha estimado el número de los atacantes en unos 4.000.

"Pese a las grandes pérdidas que sufren los terroristas en personal y equipo, ellos intentan acercarse al máximo y adentrarse en la ciudad, puesto que la aviación de la Fuerza Aeroespacial rusa no ataca los barrios donde hay viviendas", detalla el comunicado del Centro.

También grandes reservas y material bélico fueron enviados hacia Palmira desde la gobernación de Deir Ezzor. Previamente los medios de control aéreo habían detectado el paso de hasta 5.000 combatientes del Estado Islámico rumbo a Raqa y Deir Ezzor desde la ciudad iraquí de Mosul.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Los sirios estan tratando de evitar el truco democratico de la formacion de un gobierno que pida ayuda a las democracias del mundo que por supuesto son los paises de la OTAN o la cristiandad que es lo mismo.

Al parecer los judios y cristianos estan tramando algo, porque a la carrera los gringos le estan regalando 50 aviones F-35 a los judios que cuestan mas que todos los judios que hay Israel juntos y Obama tiene cuatro mil mercenarios frente a las costas de Siria al parecer esperando ordenes de Tel Aviv para comenzar una nueva matazon de musulmanes en el Medio Oriente.