miércoles, 7 de diciembre de 2016

"Argentina vuelve a tener presos políticos"

Cristina Fernández denuncia violaciones de los DDHH en Argentina.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó este martes que la prisión de la dirigente social de la Tupac Amaru Milagro Sala constituye "una afrenta al prestigio del país en DDHH y al respeto a los pedidos de los organismos internacionales". 

"La Argentina vuelve a tener presos políticos. La detención de Milagro Sala constituye una afrenta al prestigio que la Argentina ha ganado en materia de derechos humanos y respeto a las decisiones internacionales", advirtió la expresidente.

Además, señaló: "Si esta era la manera que nos íbamos a presentar al mundo por favor que piensen algo diferente porque lo único que estamos haciendo es mostrar la peor cara, el desprecio a esa Argentina mestiza de la cual Milagro es representante". 

"Creo además que esto debiera ser una exigencia de cualquier argentino, aún de aquellos que no comparten la lucha y la militancia de Milagro Sala", agregó. 

"Nosotros fuimos objeto en numerosas oportunidades de cortes de ruta, de manifestaciones -algunas de ellas durante meses, provocando desabastecimientos -y no hay ningún argentino que pueda decir que esta Presidente haya tenido un gesto de desconocimiento de derechos o me haya atribuido la ley porque un grupo opinaba de tal o cuál manera manera", señaló. 

La expresidenta advirtió sobre la necesidad de "superar enfrentamientos artificiales" y organizarse en "distintos frentes" en oposición al Gobierno de Mauricio Macri, tras advertir que en el país "hay una nueva etapa colonizadora interna por la que se quiere instalar una cultura únicamente neoliberal".

Telesur

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El pueblo argentino creyo en la democracia y se equivoco y tendra que pagar por eso.

Y lo peor, con el triunfalismo que se respira en Estados Unidos que se debe traducir con mas dolor y muerte para el mundo se puede esperar se resucite el famoso Plan Condor del judio Henry Kissinger y volveran a volar los argentinos vivos en su viaje a la muerte. Eso es parte del racismo y herencia cristiana de cuando la inquisicion.

JM Álvarez dijo...

Nosotros creemos en la democracia pero no en ese engendro aberrante que hace tiempo bautizamos como "democracia de millonarios"