martes, 27 de diciembre de 2016

¿Casualidad o "casualty"?

Cuestión de puntos de vista, pero al muerto no hay quien lo resucite.

La Policía ha encontrado el cuerpo sin vida del auditor general de la OTAN Yves Chandelon en la ciudad de Andenne, a 140 kilómetros de su lugar de trabajo y a 100 km de Lens donde vivía.

La prensa local asegura que Chandelon se suicidó -tenía un disparo en la cabeza-, una hipótesis que su familia no se cree. Al parecer, según recoge Belg24, tenía registradas tres armas a su nombre, pero junto a su cuerpo encontraron una que no estaba en los registros.

Chandelon trabajaba intensamente en las redes de financiación de los grupos terroristas, incluido el ISIS. Según fuentes de la investigación, en los últimos días había recibido extrañas llamadas telefónicas, que justificaría las dudas de sus familiares respecto a la posibilidad de que cometiera un suicido.

gaceta.es

2 comentarios:

Anónimo dijo...


Generalmente esos casos se resuelven de esa forma para borrar el secreto, pues los muertos no hablan.

El tipo era un comecaca si creia que conociendo la red de suministro de dinero a los mercenarios en el Medio Oriente lo iban a dejar con vida durante mucho tiempo.

Chirrin Chirran o borrron y cuenta nueva, ya deben tenr otro comecaca en el juego.

Anónimo dijo...

Este va a cuenta del diplomático ruso que también fué ayudado a "suicidarse" por los sionistas, en Moscú. Aún queda el pago por el asesinato del embajador ruso en Turquía. Pero ese no corre tanta prisa, fue fuera de Rusia, y existieron enormes fallos en seguridad. Dar prescindibles conferencias culturales en Turquía, sin escolta y como tal cual...