martes, 13 de diciembre de 2016

Comprarse unas braguitas (o bragazas) resulta ser acto oficial

Lo peor de todo es que quienes ejecutan estos actos son plenamente conscientes de ello; sin embargo les importa tres conchas de su madre. Se ríen de ti porque ni es la primera vez ni será la última.


Coche oficial para ir de compras

La calle Gran Vía de Madrid, rodeada de polémica en los últimos días por las críticas a los cortes de tráfico que ha ordenado durante este puente y que ha prohibido el paso de vehículos privados para dar más espacio a los peatones, ha sido el escenario de unas imágenes que han situado en el foco de las críticas a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La política del PP y su jefa de gabinete se bajaron de su coche oficial esta mañana para entrar en la macrotienda de Primark, mientras el vehículo quedaba estacionado en el carril bus, según informa Eldiario.es. 

al y como relata el periódico online, dos vehículos (uno de ellos en el que viajaban los escoltas de Soraya Sáenz de Santamaría), aparcaron frente a la conocida tienda irlandesa con los intermitentes puestos. Unos diez minutos después, las dos mujeres regresaban al coche y se marchaban. 

lavozdegalicia.es


1 comentario:

Anónimo dijo...


Recordemos que Espana es un reino, y todo esta permitido para hasta el nivel de cortesanos.

Los que se tienen que cagar en su madre son los subditos y vasallos.