miércoles, 28 de diciembre de 2016

El Clan borbónico, prosigue viaje rumbo al siglo XVIII

La Seguridad Social da el alta a una mariscadora operada de cáncer de mama: "Me empieza a doler el pecho, las cicatrices..."

Magdalena está operada de cáncer de mama. Aún sufre las consecuencias, pero cada día pasa ocho horas en el agua sacando almejas en Pontevedra. Su médico le ha dicho que es un trabajo demasiado duro para su salud, pero no puede estar de baja. La Seguridad Social cree que puede buscar otro trabajo.

Hace 15 meses, a Magdalena le extirparon la mama derecha. Pero hace un mes, la Seguridad Social de Pontevedra le dio el alta. "Lista para trabajar. Podía trabajar en todo, según la inspectora", cuenta.

Esta mariscadora de 59 años trabaja a menudo con el agua hasta la cintura. "Me empieza a doler el pecho, las cicatrices, porque estoy abierta hasta la espalda".

Su médico de cabecera dice que no puede trabajar en estas condiciones. Le pidió un informe a la oncóloga, que cree que tampoco debe trabajar. Pero sólo puso "no debe coger pesos", así que la inspectora, basándose en ese documento, le dio el alta. Cree que Magdalena puede buscarse otro empleo. "Llevo desde los ocho años trabajando en esto", explica Magdalena.

Inspección dice que no da datos de pacientes. Sólo alega que Magdalena no ha puesto reclamación. Ya no puede reclamar por vía administrativa, sólo judicial. Está preparando la demanda junto con su abogado.

lasexta.com

1 comentario:

Anónimo dijo...


Casos como ese pronto no exixtiran, sencillamente se eliminaran para ahoarrarles sufrimientos.

Resilpver eso le tocxara al gobierno de Trump, ya existe la base idelogica, el cristianismo del bienstar donde la riqueza es una bendicion del cielo y por lo tanto ser pobre una naldicion divina.

Pero no hay que asustarse no se mataran a todos, siempre se dejaran algunos para limpiar pisos y retretes.