viernes, 9 de diciembre de 2016

Eso es la democracia burguesa, no hay que darle más vueltas

El lacayismo frente las grandes empresas de la oligarquía a las que ni siquiera  se pueden votar. A ver si nos aclaramos de una vez, una cosa es el poder y otra el gobierno y éste solo se limita a administrar los intereses de aquellas por miles de expedientes (auto expedientes valdría decir) que abran en Bruselas: El Gobierno respondió al fraude de Volkswagen actuando como lacayo de una multinacional, denuncia FACUA.

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que la pasividad del Gobierno ante el fraude de los motores diésel de Volkswagen representa otro fraude al conjunto de usuarios. La asociación valora positivamente que la Comisión Europea haya decidido por fin iniciar un procedimiento de infracción contra España y otros seis Estados por no haber sancionado a la multinacional alemana. No obstante, lamenta que si finalmente se produce una multa económica de Bruselas a España, quienes harán frente al pago de la misma serán los ciudadanos, las víctimas de las prácticas llevadas a cabo por la empresa automovilística.

FACUA denuncia que la respuesta dada tras trascender el escándalo fue más propia del lacayo de una multinacional que de un Ejecutivo serio. En lugar de levantar la voz contra las gravísimas irregularidades y exigir a la empresa el pago de indemnizaciones a los afectados, el Ministerio de Industria adoptó una postura servil que llegó al extremo de ofrecer a Volkswagen más subvenciones públicas. Además, a lo largo del más de un año transcurrido ha mantenido una escandalosa opacidad y se ha negado a abrir ningún tipo de interlocución con FACUA, que representa a más de 43.000 afectados.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sigue sin aclarar si abrirá expediente sancionador como consecuencia de la denuncia presentada por FACUA el año pasado, mientras que el Ministerio de Industria suspendió el que incoó a Seat, con el argumento de que es incompatible con la causa abierta en la Audiencia Nacional contra la matriz de Volkswagen en Alemania.

El expediente de Bruselas

El Ejecutivo comunitario ha anunciado un expediente para siete Estados miembro por no trasladar la norma europea que regula los sistemas de sanción y ha señalado especialmente a España, Alemania, Luxemburgo y Reino Unido, países que expiden las homologaciones del Grupo Volkswagen en la UE, por no aplicar sus disposiciones nacionales en materia de sanciones a pesar de la utilización de dispositivos de manipulación. Además, Bruselas ha abierto expediente contra República Checa, Lituania y Grecia por no haber incorporado los sistemas de sanciones que exige la normativa comunitaria a su legislación nacional.

En total, la Comisión Europea ha anunciado aperturas de expedientes a siete Estados miembros por no establecer sanciones que disuadan a los fabricantes de automóviles de incumplir la legislación sobre emisiones de vehículos o por no aplicar dichas sanciones en caso de infracción. Bruselas ha actuado contra ellos por haber ignorado la norma europea que les exige disponer de sanciones eficaces, proporcionadas y disuasorias para evitar que los fabricantes de automóviles infrinjan la ley.

FACUA representa al mayor colectivo de afectados

Ante la pasividad de las autoridades, FACUA decidió acudir a los tribunales al objeto de exigir responsabilidades penales y reclamar indemnizaciones económicas para los afectados. Los propietarios de los vehículos pueden sumarse con FACUA al procedimiento penal abierto en la Audiencia Nacional a través de la página web FACUA.org/QuerellaVW.

FACUA representa al mayor colectivo de afectados de toda la UE. Alrededor de 43.000 conductores se han sumado a la plataforma creada por la asociación y de ellos, más de 6.000 han decidido ya personarse a través del equpo jurídico de FACUA en la causa penal en curso, que actualmente se encuentra en fase de instrucción.

1 comentario:

Anónimo dijo...


El caso es que siempre las grandes empresas salen del problema sin hacer nada, de cuando en cuando se monta algun show mediatico para vender una supuesta legalidad al publico, pero todo se resuelve por debajo de la mesa con comisiones y todo el mundo cierra los ojos o mira hacia otro lado.

O se llega a la perfeccion como en Estados Unidos donde no existe la corrupcion como delito porque todo es legal si es parfa el enriquecimiento.