sábado, 31 de diciembre de 2016

La infamante labor de las series televisivas

No hay ninguna serie televisiva española con contenido histórico que no glose o alabe de manera sibilina, o a cara descubierta, al franquismo o en su defecto al Clan de los Borbones impuesto por aquel. El mensaje siempre es "lo mal que estábamos antes y lo bien que estamos ahora" pese a que nos lleven rumbo a la Edad Media. En ese sentido, recordamos series como "Cuéntame lo que pasó", "Amar en tiempos revueltos" y algunas más. De la misma manera, nadie aún ha tenido el valor de hacer una película objetiva sobre la Guerra Civil española. La mayoría se toman a broma la contienda o bien te largan aquello de "ambas partes hicieron lo mismo" igualando fascismo cavernícola con progreso, asesinos con víctimas. Para colmo, últimamente nos escupieron una serie donde se hace apología del nazismo. "Gracias", intelectuales y artistas del Régimen. Os lo tragáis todo sin rechistar. Es obvio que la ética, la dignidad personal así como la profesional están reñidas con el plato de lentejas.

La serie de televisión “Lo que escondían sus ojos” fue estrenada el día 22 de noviembre por Telecinco. Era una de las promesas de Mediaset y no tuvo problema en endulzar y mentir faltando al respeto a esas víctimas no tan víctimas del franquismo.

¿Por qué? Bueno, porque su protagonista el mal llamado “galán de la serie” era Serrano Suñer, el cuñado de Franco y mayor representante del nazismo en España.

Ya dije en Diario 16 que “Esta serie está enfocada a personas muy jóvenes y concretamente mujeres muy jóvenes, y por eso utiliza como protagonista a Rubén Cortada, un actor muy atractivo y muy mediático para este tipo de público. En definitiva el fenómeno del momento para la juventud y la adolescencia.”

Lo preocupante de que esta serie se haya emitido hasta el final no es sólo el insulto (una vez más) a las víctimas del franquismo y a los más de 9.000 presos que mando este señor a los campos de concentración nazis, lo preocupante también reside en la pretensión de que las personas jóvenes se enamoren de una persona que no es ni de lejos la que Mediaset nos ha hecho creer.


Tuve la oportunidad en su momento de acudir, con otro compañero de esta casa, al preestreno de la serie y cuál fue mi sorpresa que la mayoría de personas que estaban allí eran muy jóvenes y, aunque parezca una curiosidad aislada en las RRSS miles de comentarios nos han demostrado que no lo es, las chicas que había a nuestro lado, cuando se presentó al protagonista, no sabían de quién se trataba y dicho por ellas “si está Rubén Cortada tiene que ser bueno”.

Telecinco ha sabido jugar muy bien sus cartas porque no sólo han tirado de un actor mediático y guapo sino que también han elegido una protagonista que ha defendido muy cariñosamente la serie, tachando de populistas a aquellos que osaban decir que se endulzaba la figura de un asesino de la Guerra Civil y la Dictadura. Eso sí, muy educada ella, a cada comentario se despedía irónicamente con “un beso”.

Nada ha podido parar a este mastodonte que ha revisionado la historia, ni el comunicado de Amical Mathausen pidiendo que se retractasen y pidieran perdón a las víctimas, ni tampoco las más de 47.000 firmas para pedir el cierre.

Tampoco parece que les ha dañado demasiado los artículos de Julián Vadillo en Diagonal o los de Carlos Hernandez en eldiario.es

Lo que está claro es que en este país “no se quieren reabrir heridas”, heridas que llevan abiertas durante años porque aquí nunca se han producido Verdad, Justicia y Reparación”. Eso sí, tenemos que escuchar a Felipe VI, nuestro rey, decir que “son tiempos para profundizar en una España de brazos abiertos y manos tendidas, donde nadie agite viejos rencores o habrá heridas cerradas”.

Disculpad pero las víctimas están muy cansadas de que se las obligue a poner la otra mejilla.

Alejandra de la Fuente

radiorecuperandomemoria.com


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya los medios televisisvos en poder de los judios en su mayoria o por lo menos bajo su control se han convertido en el mismo basurero historico que los trabajos de Holywood destruyendo la cultura del pueblo estadounidense, algo que se comentaba por Nixon y el Pastor Billy Graham en su momento cono la causa de la destsrccuoon de la sociedad nortemericana.

Esa fue la verdadera razon de la defenestracion de Nixon detras de Watergate y asl pastor lo obligaron a pedir perdon 20 años despues por decir que "los judios llevaran este pais a las alcantarillas." todo eso esta en las grabaciones realizadas en la Casa Blanca y que el entonces segundo jefe del FBI al parecer vendio a los judios y colaboro para hundir a Nixon.

Senda Ho Chi Min dijo...

Está claro que la receta yankee de hacer creer que la realidad es lo que ocurre en la pantalla ha sido, fue, asumida dócilmente por los administradores de éste, su feudo español. Personalmente me acuerdo cuando fui a ver "Tierra y Libertad" y lo que más me sorprendió es cómo la película, que revelaba un aspecto de la guerra civil que hasta entonces yo prácticamente desconocía, era realizada por alguien de fuera, pero que se interesaba por el asunto. Pero claro, quién va a decirles a los españolitos nada sobre lo que ocurrió en la época del levantamiento militar genocida y fraticida. Al poco vino la respuesta desde dentro del sistema en forma de libertarias. Igualico.

Anónimo dijo...

Estos que alaban el fascismo y obvian hablar de sus crímenes, son los mismos que se inventan las supuestas "maldades" del comunismo.