domingo, 18 de diciembre de 2016

¡Tomad, hijos del Maidan!

Pódium para el Primer Reich de Ucrania.


Por fin, Ucrania vuele a estar en boca de la prensa por ser líder mundial. Justo a tiempo para la celebración del aniversario de Maidan y de la dignidad, llegó la noticia de otra victoria a nivel mundial. El país en el que venció la dignidad ha sido incluido en el pódium de los líderes mundiales en tasas de pobreza.

Aun así, siempre hay algo de lo que estar orgulloso y siempre es posible encontrar argumentos contra los haters, asegurándoles que con un puñado de letras al azar se puede crear la palabra “dignidad”. Además, Kiev ha fracasado en su intento de alzarse con el puesto más alto del cajón al ser superada por Argentina.

Según los datos obtenidos por los investigadores del Informe de Riqueza Global del año 2016, el bienestar de los hogares ucranianos descendió un 19%, dato solo superado por América Latina, donde el empobrecimiento alcanza el 27%. Es decir, aún algunas reservas con las que Groisman y Poroshenko pueden llevar al país un paso más allá, hacia las fronteras de la hambruna. Ucrania, junto a Moldavia y Bielorrusia, ha caído en el grupo de países donde el ingreso medio anual no supera los 5.000 dólares. Este grupo incluye países africanos, India y Kazajistán.

La riqueza combinada de la población mundial ascendió desde mediados de 2015 a mediados de 2016 en un 1,4. La riqueza creció también entre algunos afortunados ucranianos, según se ha podido leer en las declaraciones de bienes de diputados y ministros, que se han asegurado de que las sucias garras de la pobreza no se acercaran a los mejores hijos e hijas de la nación. Según los investigadores británicos, las principales razones del descenso de la calidad de vida en Ucrania es la desfavorable fluctuación de la moneda, mientras que los sociólogos ucranianos apuntan al fracaso de Groisman.

Según las encuestas, la mayor parte de la población no es favorable al empresario de Vinnitsa: solo aprueba su labor un 21,9% de los ucranianos encuestados. Sin embargo, aún no se observa ninguna posibilidad de deshacerse de aquellos que están consiguiendo hacer que Ucrania se parezca más a África que a Europa. Eso se traduce en que un tercio de los ucranianos quiere abandonar el país, un 65% quiere “esconderse temporalmente” de la crisis de un país que hace tres años firmó un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

slavyangrad.es


1 comentario:

Corvus dijo...

De aquellas lluvias estos lodos,supongo que estaran contend tos los que fueron al maidan a hacer bulto por 5 dolares.Ya inventarán alguna excusa para poder culpar de todas sus calamidades a Rusia.