lunes, 30 de enero de 2017

A Duterte le da igual Obama que Trump

El mandatario filipino Rodrigo Duterte ha acusado a EE.UU. de amenazar la seguridad de su país. Ha señalado que Washington ordenó la emisión y el almacenamiento permanente de armas en tres provincias filipinas, un incumplimiento del acuerdo que en materia de defensa mantienen ambos países, informa Reuters.

"Están trayendo armas a Filipinas", aseguró el presidente y confirmó que ha solicitado a las Fuerzas Armadas estadounidenses que "no lo hagan. No lo permitiré", subrayó en una emisión de televisión local.

Asimismo, Duterte destacó que el acuerdo de las fuerzas extranjeras en su país establece que "no habrá depósitos permanentes" de armas, algo que, según el mandatario, EE.UU. no estaría cumpliendo. "Ni siquiera sé si entre las armas que están trayendo habrá algún misil nuclear", sostuvo el mandatario.

Las declaraciones del presidente filipino se han producido después de que el Pentágono diera luz verde para la construcción de varios depósitos de armas, campamentos militares y pistas de aterrizaje en territorio filipino, haciendo uso del Acuerdo Mejorado de Cooperación de Defensa, una alianza militar entre EE.UU. y Filipinas, firmada en 2014.

RT

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo curioso es que Filipina no puede hacer nada contra eso, si se oponen a la fuerza pues los gringos asesinan por lo menos a la mitad de la poblacion filipina como escarmiento y lo curioso es que tendran a la ONU a su favor.

Esperemos que Duterte maneje la situcion con cuidado pues sabe esta tratando con los peores criminales del mundo.

Es el caso clasico de cuando los Estados Unidos utiliza la poblacion como rehenes. Se someten o los mata.