martes, 3 de enero de 2017

Adiós Banki, adiós

Ban Ki-Moon fue el muñeco-macaco de EE.UU. desde el primer día que salió elegido Secretario General de la ONU.

Aún nos reímos recordando cómo en uno de sus viajes al Iraq "vencido" por su amo de turno, una explosión cercana a donde él estaba dando una charla lo convirtió en enano agachado. Toda su "dignidad" se le escapó por donde la espalda pierde su dulce nombre

Por otra parte sus acciones y declaraciones favorables a la agresión internacional contra Siria, fueron impulsadas desde la Secretaría de Estado. 

En cualquier caso, complace, y mucho, que mientras el señor Assad sigue ahí, sus enemigo se están largando, poquito a poco, al basurero de la historia. Banki, además, se va por la puerta trasera y con una buena patada en el culo.

Hasta nunca, macaco. Adiós; Bye Bye; Ja-Jinn; Sayonara; Au revior; Auf Wiedersehen; Arrivederci; Ma'a Al-Salaama; Do svidaniya. Que cuando la tierra te cubra no te sea leve. Que te aplaste.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahora que el Banki se va sale la noticia de que tenia varias acusaciones de corrupcion en su pais cuando fue elegido en el cargo.

Al final resulto un ratero privilegiado mas del sistema que habra reunidos una mayor fortuna desde la ONU rentando mercrenarios con los cascos azules.

Cuanto le pagaron por la epidemia de colera en Haiti ?