martes, 17 de enero de 2017

Anónimos

El obrero en "democracia" es un ser anónimo y si está muerto más anónimo aún, tanto él como sus familias. 

Ni reuniones, ni homenajes ni perdones gubernamentales. Ni siquiera facilitan su nombre. No era militar.


1 comentario:

Anónimo dijo...


Son riesgos del trabajo, lo peor es que nadie se molestara investigar nada.

Se determinara que estaba en el lugar equivocado a la hora equivocada y eso se dira como un chiste en la reuniones.