lunes, 9 de enero de 2017

Derrota inevitable de EEUU y sus siervos en Afganistán

Y entre los siervos no solo se encuentra el ejército marioneta afgano (infiltrado hasta los huesos por la insurgencia), también incluimos al Estado Islámico que Washington envió a ese país para cometer crímenes contra la población civil.

“Comandantes militares estadounidenses anunciaron que otras 300 tropas serán desplegadas en Helmand (sur) de cara a la próxima primavera para ayudar a sus fuerzas locales marioneta”, recordó el domingo el portavoz de los talibanes, Zabiolá Muyahid.

En su comunicado, recogido por la agencia afgana de noticias Khaama Press, Muyahid aduce que el anuncio del despliegue de más militares estadounidenses en Laskargah (capital de Helmand) es una medida que solamente sirve para elevar la moral de las fuerzas afganas.

Además dijo que las tropas afganas, a las que tachó de “derrotadas”, solo sirven a los intereses de la “Administración títere de Kabul”, según sus palabras, y declaró que la decisión del Pentágono (Departamento de Defensa de EE.UU.) se produce “con la esperanza de que (estas tropas) aguanten hasta primavera”.

A continuación, reveló que los militares estadounidenses han mantenido a centenares de soldados activos en una base militar en la provincia sureña de Helmand “lejos de los ojos de los ciudadanos”, y acusó a las fuerzas extranjeras desplegadas en Afganistán de “invasoras”.

El pasado sábado el Pentágono anunció que desplegará una nueva fuerza de trabajo de aproximadamente 300 marines, pertenecientes a la unidad Task Force Southwest, en la provincia de Helmand, cuya misión es asesorar al Ejército y a la Policía afganos.

En junio de 2016, el presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, dio su visto bueno a ampliar la presencia militar de su país en Afganistán, así como el papel que desempeñan los soldados norteamericanos en este país asiático.

La supuesta “guerra contra el terrorismo” de Washington y sus aliados, iniciada en 2001, apartó del poder al grupo armado Talibán, pero la inseguridad, pese a la presencia de soldados extranjeros, sigue haciendo estragos en todo el territorio. De acuerdo con cifras de la Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés) esta guerra acabó, entre 2001 y 2014, con la vida de unos 100 000 afganos.

Hispan TV

1 comentario:

Anónimo dijo...


Recordemos que Afganistan esta ocupado por tener una fuerza militar lista a las espaldas de Iran en caso que Israel ordene el ataque contra el pais persa, de todas formas los soldados en su mayoria son mercenarios mexicanos y colombianos que a nadie le importa su destino, incluso ni se cuentan como muertos.

Los afganos pueden hacer muy poco porque enfrentan el poderio de la OTAN y sus asesinos porque como represalia asesinan a la poblacion civil para manatener la amenza de exterminio total y utilizar la poblacion en el cultivo para el opio que es la droga de moda entre los ricos en Estados Unidos y es un tremendo negocio en la actualidad.

Mueren 300 por sobredosis todos los dias pero sobran los viciosos.