jueves, 12 de enero de 2017

Dios los cría...

... y  los "progres" se juntan para silenciar lo que no conviene decir ¿Por cierto, Robert De Niro no fue el que protagonizó la película "El Cazador"?

En aquel filme (descarada propaganda de guerra) la aberrante soldadesca de EE.UU era víctima y no verdugo, papel asignado al Vietcong que, según el guión, mantenía a los presos estadounidenses en condiciones infrahumanas (él hacía el papel de uno) y les obligaban a jugar a la Ruleta Rusa apostando cuál de ellos sobreviviría.

De Niro sabe que eso fue una gran mentira que denigra al heroico pueblo vietnamita que pagó por su libertad el precio de cuatro millones de muertos, entre soldados y civiles, y una guerra química genocida que aún hoy sigue matando.

¿Por qué no lo denuncia como hace con los hábitos y modales de Trump que a fin de cuentas, sólo es otro millonario-presidente?


4 comentarios:

José Koba dijo...

Bueno, indepaendientemente de mi rechazo a su apoyo a Meryl Streep, no creo que venga a cuento su interpretación de un papel en una película (que yo no veo como propaganda militarista si no todo lo contrario). Un actor y Robert de Niro lo es, puede y debe interpretar cualquier personaje. Juan diego (comunista) interpretó magistralmente a Franco en Dragon Rapide y el propio De Niro participó en Novecento.

JM Álvarez dijo...

Yo entiendo que presentar al Vietcong como salvajes y a los USA como buena gente sí es propaganda de guerra independientemente del mensajito "bueno" de que la gente se hace buena cuando vio el horror.Es muy tipico de EEUU

Anónimo dijo...


En el Reality Show de Hollywood Meryl Streep se opuso al maltrato a un periodista o paparazi por Trumo lo que califico como una atrocidad y para nada se refirio a los crimenes y atrocidades que se cometen en el mundo.

Se dio mucha importancia de lo que no paso de ser solo parte del autobombo en el mundo de las superestrellas, entre las que por derecho propio se destaca Donald Trump.

Algiunos medios aprovecharon para humnizar un poco a la artista.

Urania dijo...

Estoy de acuerdo con JM. El Cazador, dentro de su buena factura interpretativa, es una de las películas más fascistas que ha creado Hollywood, junto a Apocalypse Now, sobre la guerra del Vietnam. Michael Cimino era un ultraderechista y racista como bien dejó patente en Manhattan Sur. En la película de Coppola pasaba tres cuartos de lo mismo: se glorificaba la guerra frente a la "barbarie" vietnamita, con mucha posología trascendentalista de la peor calaña..."el horror" y todos esos canturreos de Marlon Brando al final de la película