miércoles, 25 de enero de 2017

El siervo sigue arrastrándose ante sus señores

El presidente ucraniano ha pedido que las principales potencias mantengan en pie las sanciones contra Rusia.


Las sanciones impuestas a Rusia por las potencias mundiales deberían mantenerse, ha insistido este martes el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, en declaraciones a la prensa junto a su par de Finlandia, Sauli Niinisto.

En este sentido, el mandatario ucraniano ha rechazado la propuesta que hizo el presidente estadounidense, Donald Trump, antes de tomar posesión de su cargo, de considerar el estado de las sanciones impuestas a Rusia, a la espera de que Moscú adopte eventuales medidas favorables a Washington, ya en el campo del terrorismo internacional, ya mediante una reducción de su arsenal atómico —algo que Rusia rechazó después—. 

Asimismo, ha argumentado que las medidas sancionadoras siguen siendo la única manera de mantener a Rusia en la mesa de negociaciones sobre la crisis en el este de Ucrania, en la cual las potencias occidentales acusan a Moscú de estar involucrado.

Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y otros impusieron sanciones a Rusia en 2014 por su anexión de la península de Crimea (mediante un referéndum no reconocido por Kiev) y su supuesto papel en el conflicto del este de Ucrania, que ha sido rechazado por Moscú en reiteradas ocasiones.

En alusión a las palabras de Trump sobre el posible levantamiento de algunas restricciones a cambio de colaboración en el ámbito de la lucha contra los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) y algunos objetivos del país norteamericano, Poroshenko ha indicado que durante los últimos tres años Kiev ha gozado de un apoyo bipartidista muy fuerte en Estados Unidos y que no ve ninguna razón para que esta situación cambie.

Hispan TV

No hay comentarios: