sábado, 7 de enero de 2017

Mongolia, revista que defiende la "libertad" de información imperialista

Varias organizaciones de distintos sectores -entre ellas, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP)- han constituido este 20 de noviembre la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información, auspiciada por la Open Society Foundations  y el Instituto de Prensa Internacional.

Su objetivo es la defensa de los derechos a la libertad de información y expresión, en sus más amplios términos. Para ello, la actividad principal de la plataforma será "el seguimiento y difusión de los ataques a la libertad de expresión, tanto contra periodistas y medios como contra activistas, movimientos sociales o ciudadanos", según los estatutos de la PDLI.

Entre los fundadores de la PDLI figuran la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), Universitat Oberta de Catalunya, Eldiario.es, 20minutos.es, Revista Mongolia, agencia DisoPress, el Grupo de Investigación Redes, Movimientos y Tecnopolítica, además de periodistas, profesores de universidad y abogados a título personal. (Tercera Informacion)


¿Quién subvenciona aquí?: Open Society Foundations


Empresario y editor de Revista Mongolia. Apoyo incuestionable a los terroristas decapitadores de niños



2 comentarios:

Anónimo dijo...


Lo que nunca se menciona de Soros es que reconocio la existencia del Free Lunch o lo que ronan los Estados Unidos al mundo con la prepotencia del dolar, incluso lo estimo en un 6% del Producto Global, unos 3 600 millones de dolares o un 20% del PIB estadounidense, otros lo llaman el diezmo a la banca anglo-judia.

Los chinos por su parte lo calcularon en 10,4% o casi siete mil millones de dolares o un 40 porciento del PIB gringo que de todas formas les permite vivir sin trabajar e i portar inmiugrantes por salarios de miseria gracias al valor del dolar.

Urania dijo...

El tal Boye, muy criticado por la carcundia por su supuesta pertenencia a ETA o al MIR chileno en el pasado, es un personaje como mínimo nefasto. En el 11-m jugó el papel de defender la farsa oficial acusando a unos chivos expiatorios de haber cometido lo que hicieron o tramaron el CNI, la policía y la guardia civil. Como dijo el letrado griego Andreas Chalaris, la única banda que hubo en el 11-m fue la guardia civil. Ahora defiende, como muchos progres, el terrorismo internacional de EEUU en Siria..La portada de su cutre revista es indicativa de muchas cosas.