martes, 31 de enero de 2017

Visita sincronizada, salida planificada

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko ha interrumpido una visita de trabajo a Alemania ante la intensificación de los combates entre las fuerzas pro-Kiev y milicias locales en la región de Donbass, este de Ucrania.

Fuertes enfrentamientos de artillería han sido reportados desde el 28 de enero en las zonas sur y sureste de Donetsk, capital de la República del mismo nombre.

Un portavoz del presidente de Ucrania, dijo que la situación en torno al asentamiento, controlado por Kiev, de Avdeevka "es de emergencia, al borde de un desastre humanitario", silenciando que los ataques a gran escala de los ucronazis se lanzan desde esa dirección.

La visita de trabajo de Poroshenko a Alemania fue claramente sincronizada con la activación de los ataques nazis en el Donbass. Por lo tanto, la única razón de la medida era ser foco de atención de los medios de comunicación para culpar a la República de Donetsk y a Rusia de violar los acuerdos internacionales.

El régimen de Poroshenko necesita urgentemente atraer la atención de los actores extranjeros para conseguir ayuda económica en medio de la crisis política y económica que padece el país.

Teniendo en cuenta que Kiev viola repetidamente las normas internacionales, humanitarias y morales para lograr objetivos políticos propios, hay pequeñas dudas que la escalada observada, no haya sido un acto planificado.

southfront.org



1 comentario:

Anónimo dijo...


Esta debe ser la primera matanza de Trump en Ucrania en defensa de la industria petrolera que se le regalo a familia de Joe Biden como botin por su paso por la vicepresidencia. Recordemos que Biden alardea de que no es judio pero si es sionista.

Y ya eso solo basta para matar los ucranianos que tengan que matar.