miércoles, 8 de febrero de 2017

Haciendo más "agradable" la vida de la clase obrera

Y nosotros que nos lo vamos a creer.

En Bélgica, La empresa tecnológica Newfusion se ha convertido en la primera en implantar bajo la piel microchips del tamaño de un grano de arroz,a varios de sus empleados, así lo informó el diario ‘Le Soir’.

Los chips implantados sustituyen a las tarjetas que permitían abrir puertas y obtener acceso a los computadores, todo esta mecanismo tiene el objetivo de hacer la vida de los trabajadores más cómoda.

El chip con el microprocesador se coloca debajo de la piel entre el dedo pulgar y el índice de la persona y tiene un costo de 100 euros.

Qué buena es la empresa...

3 comentarios:

Juan Ramón Medina Ortega dijo...

Un chip como a los perros. Pronto nos llevarán a que nos pongan la inyección letal cuando enfermemos. ¡Mucho ojo con lo de la muerte digna! Me da que acabarán interpretándola de manera harto generosa.

Anónimo dijo...


Todo se disfraza y hasta parece el colmo de la solidaridad humana. Y la gente esta obligada a someterse o se muere de hambre.

En los futuros campos de concentracion o quizas en algunos ya existentes en Israel se utilicen esos costosos sistemas de control porque algo deberan hacer para controlar a millones de seres humanos viviendo sin esperanzas porque todos no se van a tragar los cuentyos del Papa Francisco y otros milagreros.

Corvus dijo...

Eso son experimentos y manipulación social el final es controlar a la gente como a ganado.Ya había gente advirtiendo de estas cosas y bueno se les tildaba de locos.