lunes, 20 de febrero de 2017

Isea vuelve a dejar en evidencia al fascismo institucional español

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela en España, Mario Isea Bohórquez, asistió el pasado 17 de febrero a la convocatoria que le hizo el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica de la Cancillería española, Fernando García Casas, en relación a las recientes declaraciones del presidente Nicolás Maduro, por el apoyo del jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, a sectores violentos de la oposición venezolana, que rechazan persistentemente cualquier tipo de diálogo.

Al salir del encuentro, Isea declaró a la prensa que “se trató de una reunión serena”, en la cual escuchó el planteamiento del secretario de Estado y aprovechó para transmitir “la preocupación por el problema de fondo, que es la campaña sostenida, desde hace varios años, impulsada desde el gobierno español y el Partido Popular, en contra del Estado de Derecho en Venezuela y a favor de la impunidad de sectores violentos de la oposición venezolana, cuya agenda ha dejado decenas de fallecidos y centenares de heridos en nuestro país”.

Isea compartió con la prensa un gráfico que demuestra la manipulación e instrumentalización del tema de Venezuela con fines partidistas internos en España, poniendo en evidencia la correlación entre momentos álgidos de campaña electoral o negociaciones entre partidos españoles y los picos de las declaraciones de la vocería política, mayoritariamente desde el Partido Popular, contra el gobierno venezolano.

El diplomático alertó de la gravedad de esta campaña  cuando se promueve en un contexto de agresión permanente desde el Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela, reimpulsada con la reciente renovación por parte del ex presidente estadounidense, Barack  Obama, del decreto que califica a Venezuela de “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad nacional de Estados Unidos; y las recientes calumnias e inadmisibles sanciones unilaterales que el gobierno de Donald Trump ha desatado contra el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami.

Preocupa cómo se alimenta una campaña dirigida a favorecer a sectores violentos, que no apoyan ningún proceso de diálogo, cuyo objetivo es crear las condiciones de una intervención”, señaló Isea. El Embajador recordó las trágicas consecuencias que pueden tener estas campañas, refiriéndose a la invasión a Irak. “Cuando los ex presidentes Bush, Blair y Aznar reconocieron que la información en la que se basaron era errónea, ya nadie podía revivir a los muertos”, sentenció.

Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante el Reino de España

1 comentario:

Anónimo dijo...


Al gobierno españolno le importa, solo tratan de mantner una postura de ataque a Venezuela que que mantenga contentos a los que dirigen la oposicion desde Miami. O no podran ir a vivir alli al retirarse con los ahorritos de su paso por el gobierno.