viernes, 3 de febrero de 2017

Trump retoma los viejos objetivos de sus antecesores

Donald Trump afirma que "no hay nada fuera de la mesa" sobre las represalias de EE.UU. contra Irán por sus recientes pruebas de  misiles de corto alcance (300 kilómetros)


"Irán debería estar agradecido por el desastroso acuerdo nuclear negociado con el Grupo 5+1", dijo.

Washington subrató que la última prueba balística de Teherán "no quedará sin respuesta", afirmando que el ensayo viola las resoluciones de la ONU, algo totalmente falso.

Por su parte el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán Bahram Qasemi (imagen), respondió que "la legítima política defensiva de Irán se realiza dentro del marco de las normativas internacionales y que los ensayos de misiles de Irán no violan la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas"

2 comentarios:

Anónimo dijo...


Trump sencillamente asume el discurso de los judiosi agradecido porque lo llevaron a la presidencia.

Cuando Trump dijo " Iran debe agradecer el pacto firmado por Obama" simpl,enete queria decir que sin ese pacto ya las bombas estarian cayando sobre la poblacion irani por ordenes de, digamos los judios de Nueva York.

Quizas eso se acelere para salvar a Netanyahu que es investigado por ladron, aunque lo digan con un nombre bonito.

Urania dijo...

Irán cedió lo incedible en el Acuerdo nuclear con la administración Obama. Trump es un matón, de momento pintoresco, que quiere "arreglar" el mundo a su manera. Lo que no sabemos todavía es si será más peligroso que los genocidas Obama, Clinton, Bush y Reagan juntos.

Lo que me mosquea es la plena disposición de Rusia a colaborar con el mercachifle de la peluca....Ya veremos si la jugada no le sale al revés al zorro del Kremlin