miércoles, 15 de febrero de 2017

¿Y ahora qué harán los mercenarios de la pluma?

Según EE.UU., Rusia ha desplegado misiles de crucero que violan el tratado sobre control de armas firmado por ambos países hace tres décadas entre el asesino demente, Donald Reagan y el pánfilo traidor, Mijail Gorbachov.

Según fuentes de inteligencia estadounidenses citadas por el diario The New York Times, dichos misiles entraron en operatividad tres semanas después de que Trump saliera electo presidente. Suponemos que ahora los medios de "información" comenzarán a girar un poco su discurso sobre Donald Trump. 

Siempre mantuvimos que considerar a Obama un criminal de guerra, porque lo es, no significaba apoyar a Trump. La cuestión es que la mayoría de esos medios están ligados a un sector de la oligarquía yanqui- enfrentada al millonario presidente-, que se da la mano con otros oligarcas europeos. 

Echando mano de Rusia para todo los malo (que si Moscú financió a Trump, que si hackeó papeletas de votos, que si Putin y Trump eran poco menos que amigos etc; etc; etc.) lo que trataron, y tratan, era ocultar las contradicciones generadas por las medidas proteccionistas que piensa imponer el nuevo capo de Washington. El problema que esos medios tienen ahora es cómo lidiar esta maniobra de la Casa Blanca que es idéntica a las que realizaba Obama. 

Estas acciones, que surgen desde lo más recóndito de las cloacas de EE.UU., contribuirán a agudizar aún más las contradicciones de Washington con sus "aliados" especialmente Alemania cuyo mercado natural es Europa. Rusia es Europa, y la Merkel lo sabe. 

¿Contra quién cargarán ahora las tintas esos medios? ¿Contra Kim Yong Un, contra el filipino Duterte, quizás contra Rita la Cantaora?

1 comentario:

Anónimo dijo...

No se si la tinta roja es mas cara que la negra, pero lo único que falta es que todo lo que escriban contra Rusia vaya con ese color, el del comunismo y subliminalmente meter aquello de Vienen Los Rusos, que no era ni es asi, la cuestión es, quieto que los Rusos existen aún y no son pendejos, bueno hubo unos cuantos marranos entre ellos el tal Mijail Gorvachov y el otro borracho de Boris Teltsin entre otros quienes entregaron el freno que era la URSS a los dewsmanes de Occidente.