martes, 28 de marzo de 2017

El infierno del protectorado del sur

"Corea del Sur es un lugar donde, de acuerdo a un número cada vez mayor de jóvenes con edad comprendida entre los 20 y los 30 años, los que nacen con una 'cuchara dorada' en la boca entran en las mejores universidades y se aseguran buenos puestos de trabajo, mientras que los nacidos con una 'cuchara sucia' trabajan durante largas horas en empleos mal remunerados y sin beneficios", explica la columnista Anna Fifield en 'The Washingtron Post'.

Tanto es así, que los jóvenes surcoreanos han creado un nombre especial para designar a su país: 'Hell Joseon' ('El infierno de Joseon'), según la columnista, una frase que se remonta a la larga dinastía Joseon, de cinco siglos de duración, en la que las jerarquías de Confucio se atrincheraron en Corea implantando un sistema feudal que determinaba quién seguía adelante y quién no.

En la cultura de trabajo surcoreana, 14 horas diarias son la norma. "Me es difícil imaginarme casándome y teniendo hijos. No hay respuesta alguna o futuro para nosotros", cuenta Hwang Min-joo, una guionista de televisión de 26 años. Normalmente, va a trabajar los lunes por la mañana con su maleta a cuestas y no vuelve a su casa hasta el jueves. Come, duerme y se ducha en la oficina. "Si termino a las nueve de la noche, es un día corto", explica.(...)

La economía parpadea: el crecimiento se desaceleró en un 2,6% el año pasado y esta caída se ha visto acompañada por un aumento de puestos de trabajo irregulares que no ofrecen seguridad ni beneficios. Según datos del Instituto de Trabajo surcoreano, casi dos tercios de los jóvenes que consiguieron empleo el año pasado se convirtieron en trabajadores irregulares. Incluso los grandes conglomerados están sintiendo este impacto, con gigantes como Samsung, Hyundai y Doosan despidiendo a trabajadores u otorgando jubilaciones anticipadas.

RT

1 comentario:

Anónimo dijo...

Quitaron a la corrupta presidenta para maquillar la satrapia que tioenen los anglojudios en la Peninsula coreana pero aquello se acae en pedazo y esta sostenido solo por la ocuypacion militar y el temor a que las tropas yanquis repitan los crimenes de 1950.

Al final la solucion sera bajarle los precios a las drogas como medida de control ciudadano.