sábado, 4 de marzo de 2017

Fase caníbal



1 comentario:

Anónimo dijo...


El caso es que eso se lo comen como la realidad los tontos programados mientras se inyectan, aspiran o fuman la porqueria que le oferta el mercado. Hasta que revientan por golosos.