lunes, 6 de marzo de 2017

Monte fúnebre

Montenegro se convierte en peón de la banda terrorista OTAN.

Por lo visto, ya para mayo Montenegro se convertirá en el próximo miembro de la OTAN. El gobierno del país, con el primer ministro Dusko Markovic al mando, ha dado el visto bueno “sin siquiera consultar a su propia población”, escribe el diario alemán Junge Welt.

“En Montenegro existe todo un bloqueo por parte de los medios de comunicación, cuando se trata de voces críticas respecto a la adhesión con la OTAN”, dice Marko Milacic, fundador del Movimiento por la Neutralidad.

Los críticos de la gestión del Gobierno actual son silenciados y se les apunta como “espías de Rusia”, agrega Milacic.

Según él, la Alianza Atlántica quiere usar a la ex república yugoslava como una especie de “fianza” para alcanzar sus intereses estratégicos y geopolíticos. “Eso es lo que siempre han hecho con los países pequeños”, recalca el activista.

El abogado Bosko Carmak explica que el Gobierno actual de Montenegro desea mantener indivisible la autoridad para interpretar los procesos en marcha. Eso es cierto no solo respecto al tema de la OTAN, sino en muchos otros. Hoy día, con 600.000 habitantes, el país cuenta con más de 100 asesinatos políticos sin resolver. Y no se trata solo de ideología, sino de una dura lucha por el poder y por intereses financieros, explica Carmak.

De los 28 miembros de la OTAN, 24 han ratificado la incorporación de Montenegro a la Alianza. La constitución del país balcánico estipula que las decisiones más importantes deben ser decididas ya sea por el Parlamento o a través de un referéndum. El 84% de la población de Montenegro apoya la celebración de un sufragio, “indiferentemente de su opinión personal sobre el tema”. Sin embargo, no existe manera alguna de celebrar un referéndum si el Gobierno está en contra.

Montenegro, que formaba parte de la antigua Yugoslavia, fue bombardeado por la OTAN en 1999 durante la guerra de Kosovo.

Vía SPUTNIK

1 comentario:

Anónimo dijo...

De lo que se trata es de dominacion, en los paises dentro de la OTAN el gobierno lo deciden Washington y Tel Aviv porque nunca permitirian un gobierno hostil. Y si la OTAN controla el ejercito, la policia y los organismos de seguridad, los politicos simplemente serian lacayos de los anglojudios.