jueves, 27 de abril de 2017

¿Boquerón o Tiburón?

La noche del pasado jueves, Pablo, un joven malagueño que celebraba su cumpleaños en un pub de la capital malagueña, fue víctima de una mortal paliza cuando intentaba mediar ante una agresión que se estaba cometiendo junto al establecimiento. Tras ser trasladado en estado crítico y en muerte cerebral al Hospital Clínico de Málaga, murió unas horas después.


Tres personas fueron detenidas el pasado lunes por estos hechos y un cuarto se entregó en la comisaria de la policía nacional, dos de ellos quedaron en libertad con cargos por un delito de encubrimiento, y los otros dos detenidos, A.C.C., un joven de 27 años y A.R. de 25, han sido acusados de homicidio.

Los medios de comunicación  han dicho sobre ellos que “son seguidores de fútbol y forman parte de grupos más radicales de animación”. Nuevo eufemismo utlizado para referirse a hinchadas de carácter neonazi como el Frente Bokerón, ultras del Málaga Club de Fútbol, un grupo de carácter ultraderechista al que pertenecerían los dos acusados de homicidio por la mortal paliza.

Además de su pertenencia al Frente Bokerón, varias cuentas de twitter han apuntado también a su posible pertenencia al colectivo neonazi “Málaga 1487” colaboradores del grupo fascista Hogar Social Madrid en la provincia malagueña.

Ni un solo medio de comunicación ha aireado esta relación de los detenidos con el mundo ultraderechista, ni ha nombrado al Frente Bokerón ni a Málaga 1487.

La Haine

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si son de la fanticada del negocio del futbol, son gente buena y democratica y al final el muerto resultara culpable.

Ahora se revuelve la solidaridad de la inchada y el crimen queda impune. El gobierno necesita para sobrevivir mas el futbol que la justicia. En la actualidad el futbol es mas importante que la religion, tiene mas capacidad de idiotizar.