miércoles, 26 de abril de 2017

¿Cómo es que no hay otro 15M?

¿Hasta qué punto fue aquello totalmente espontáneo?

¿Seguro que no se jugó en las redes sociales con la justa indignación de las personas?

¿Quién lo hizo y para qué?, porque hoy hay más motivos que entonces para echarse a la calle y ocupar las plazas.

Comprobamos atónitos luchas entre clanes que se denuncian unos a otros aprovechando jueces que además de ir de estrellas, forman parte del tinglado y quieren posicionarse lo mejor posible de cara al negro futuro que viene, en estas peleas internas de poder vinculadas al expolio de todo un pueblo.¿O es que el juez Velasco, franquista de siempre, se nos ha vuelto "progre"?

Nos dan pie a teorías conspirativas. 

¿Estaba el Clan de los Borbones tan débil que propició aquel movimiento para después crear-, salido de su seno- un partido que en estos momentos inmoviliza totalmente a la gente y lo remite todo al parlamento burgués y a elecciones que no resolverán nada porque a quien hay que rendir cuentas, en última instancia, es a Alemania y ellos lo saben?

Aquellos dos millones de personas que tomaron Madrid, hoy serían (organizados) un movimiento formidable que aparte la corrupción nos sacaría de la UE y de la OTAN a no ser que el régimen osara cometer un genocidio en las calles. Se volatizaron. Eran un peligro.

Que nos respondan. Tenemos motivos para pensar mal, muy mal.

¿Cómo no hacerlo cuando se soporta esta mafia, su repugnante lenguaje y el macho de la Borbona, condenado a 9 años de cárcel, sigue libre sin fianza?




1 comentario:

Anónimo dijo...

Aquel aytentado como el de Londres fueron operaciones de la OTAN para atemorizar a los europeos, una operacion de apoyo a la del 11 de setiembre con las Torres de Amianto o Torres Gemelas, un negocio que los convirtieron en un asunto politico.