lunes, 3 de abril de 2017

Conducta "errática" de EEUU

EE.UU. cambia su postura respecto al presidente sirio Al Assad aunque en realidad siempre ha sido la misma: asesinarlo como a Gadafi.


La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, volvió el domingo a repetir la postura antigua de Washington contra Al-Assad y urgió su salida del poder, alegando que este ha cometido crímenes contra el pueblo sirio.

“Nuestro objetivo es que queremos llevar a Al-Asad a la justicia (…) Queremos que Rusia sepa cuán peligroso es mantener a Al-Assad en el poder”, manifestó Haley en una entrevista concedida a la cadena estadounidense ABC News.

Las declaraciones de Haley se contradicen con lo expresado por ella el pasado jueves: "La  “prioridad” del país ya no es sacar del poder al presidente sirio". Añadió entonces que la Administración Trump no se iba a centrar en derrocar a Al-Asad como precondición para poner fin a la crisis que azota al país árabe.

A su vez, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, reconoció ese mismo jueves que los propios ciudadanos sirios deben decidir el futuro del presidente Bashar al-Assad.

almayadeen.net

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eso nadie se lo cree, la orden de matar al presidente sirio es de los judios que necesitan su territorio para la futura expansion y la construccion de lo que llaman el Gran Israel y en realidad lo que estan buscando es apoderarse de unas tierras fertiles y no de los arenales hasta donde los llevo Moises. Y como tienen a los cristianos para matar por ellos se aprovechan mientras tengan el control de los Estados Unidos y sus fanaticos.

Que mas quisieran los gringos que entregar a Netanyahu un video profanando el cadaver de Al Assad como a Gadaffi. Con ese video Trump se aseguraba la reeleccion en 2020.