martes, 4 de abril de 2017

La Santa, el Andrés y el olvidadizo agente de la CIA

El ajedrecista Garry Kasparov, actual vicepresidente de Human Rights Foundation (uno de los miles de tentáculos de la CIA nota de blog), condenó en la actitud  de los organizadores del Festival de Cine de La Habana en Nueva York con la película cubana Santa y Andrés.

El film fue descartado por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos en el Festival de Cine de La Habana. Meses después, también fue retirado en el Festival de Cine de La Habana en Nueva York, debido a que se pretendía “permanecer lo más apolítico posible y evitar la controversia”.

La Fundación de Derechos Humanos (HRF) expresa su profunda decepción por la censura de la película Santa y Andrés en el XVIII Festival de Cine de La Habana en Nueva York (HFFNY). HRF le pide que reconsidere esta decisión y que Santa y Andrés compita en el festival.

Santa y Andrés, del director cubano Carlos Lechuga, cuenta la improbable amistad que se desarrolla entre un novelista gay sometido a arresto domiciliario por el rrrrrégimen de Castro y la campesina procastrista que lo vigilaba.

La censura a Santa y Andrés contrarresta los principios subyacentes que el festival pretende endosar, excluyendo sin sentido el rico arte latino. En este mismo mes, Santa y Andrés ganó en la categoría de Mejor Ficción Iberoamericana, y ganó para los actores Lola Amores y Eduardo Martínez el premio a la Mejor Actriz y la Mención Especial Premio Maguey, respectivamente, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Una semana antes, ambos actores principales ganaron los premios de Mejor Interpretación en el 34º Festival Internacional de Cine de Miami.

Como muchas otras dictaduras, la cubana ha considerado durante mucho tiempo cualquier expresión crítica del régimen, dentro o fuera de Cuba, como un acto de subversión que debe ser castigado o censurada su publicación. Hace apenas unos meses, Roberto Smith, actual director del ICAIC, controlado por la dictadura, justificó la censura de Santa y Andrés en La Habana porque “presenta una imagen de la Revolución que la reduce a una expresión de intolerancia y violencia contra la cultura, el uso irresponsable de nuestros símbolos patrióticos y referencias inaceptables al compañero Fidel”.

Rosenberg, ¿creen ustedes y el festival que es “irresponsable” exponer la horrible persecución de cientos de escritores, intelectuales y artistas disidentes, incluyendo a muchas personas LGBTI en los años 60 y 70 por el régimen de Castro porque puede molestar a los empleados del “camarada Fidel” y su régimen de medio siglo? La comunidad artística de la ciudad de Nueva York, compuesta por tantos activistas y defensores de los derechos humanos, espera una respuesta suya.

Sinceramente,

Thor Halvorssen, Presidente y CEO

Garry Kasparov, Presidente

¿Sabe el hijo de puta, perdón, "Hijo del cambio", agente del Mossad y de la CIA, Garry Kasparov que la homofobia es un legado de la vieja dictadura capitalista que a él tanto le gusta?

¿Sabe el agente del Mossad y de la CIA Garry Kasparov que hasta hace muy poco ser homosexual era considerado un delito en EE.UU, el país que tanto ama (junto con el sionista Israel que asesina mujeres y niños palestinos) y que aún hay algún Estado que así lo sigue considerando?

¿Sabe  el agente del Mossad y de la CIA, Garry Kasparov que una sociedad socialista tiene el derecho y la obligación de protegerse de infiltraciones pequeño-burguesas?

¿Sabe  el agente del Mossad y de la CIA, Garry Kasparov que los años 60 y 70 fueron terribles para los homosexuales en EE.UU. y que hoy siguen estando discriminados y despreciados en todo el mundo Occidental, exceptuando aquellos que forman parte de las clases privilegiadas? 

No hay comentarios: