sábado, 22 de abril de 2017

Por poco lo matan

Y lo decimos porque el señor de la casa les presentó cara.

Imaginen el susto de dos ancianos de casi 90 años, cuando, en plena noche, irrumpe en su casa la unidad de élite de los Mossos d'Esquadra reventando la puerta, con gases, armas y un estruendo insoportable. 

Antonio y Dolores, vecinos de Santa Coloma, no se han recuperado de la impresión. 

La policía buscaba a un narco, que vivía en el piso de abajo. Antonio les plantó cara. 

Cuando los agentes se dieron cuenta del error, bajaron a por el narco. Cuando acabaron la operación fueron a disculparse con los abuelos.

Qué buenos los policías... qué educados fueron...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y lo curioso es que si hubiesen asesinado a los ancianos no sucederia nada, se inventarian una falsa complicidad y hasta que eran fichados por la DEA.

Un caso parecido sucedio en Mexico pero esa vez si asesinaron al pobre hombre y a los pocos dias salio en la prensa que el tipo estaba fichado en Estados Unidos por varios crimenes. Curiosamente el tipo nunca habia salido de su pueblo. Una evidencia como los criminales uniformados se ayudan en las democracias.