miércoles, 5 de abril de 2017

Qué buen mozo debe ser ese mosso...




2 comentarios:

Anónimo dijo...


Con esa sentencia queda establecido que reventar los ojos a los ciudadanos es parte del protocolo policial. Lo curioso es que con esas atrocidades judiciales luego se quejan de los que hacen justicia por sus propias manos y los llaman terroristas.

Anónimo dijo...


entonces la pelota de goma caeria del cielo y el tuerto perdio el ojo por obra divina.

seguro que si fuese al reves y el que perdiese el ojo fuese el mosso,encontarian indicios y pruebas hasta debajo de las piedras.

http://abcblogs.abc.es/federico-ysart/files/2015/02/justicia-no-ciega.jpg