lunes, 24 de abril de 2017

Si tienes conciencia proletaria y alguna duda sobre Melenchon...

... mira esto y tus dudas se disiparán.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos son los sociolistos que se prestan al show democratico presentando una simulada postura de izquierda, al estilo del PSOE y hasta se diria al Partido Nacional Socialista Aleman que termino convirtiendose en la avanzada de las democracias occidentales con su ataque al primer estado obrero del mundo. Ya sabemos como termino todo aquello.

Estos tipejos no solo sirven siembrar falsas ilusiones en los tontos que los siguen, tambien sirvirian para mermar el prestigio de los verdaderos luchadores de la izquierda, su funcion es confundir mas que hacer politico.

Y el tal Malhechor debe estar haciendo muy buen dinero finguiendose un socialista. Y si suena un tiro de que corre , corre.

Anónimo dijo...

en cierta medida tiene razón.

prácticamente el socialismo y el comunismo esta muerto en las sociedades occidentales...otra cosa seria hablar de los enterradores y sepultureros que hay muchos y que durante mas de medio siglo se han dedicado a hacer la labor de zapa entre las filas de la izquierda cavando la fosa donde un dia entrecerrarían al cadáver ya moribundo.

La ideología no puede asesinarse,lo que se asesina día a día es la conciencia de los parias de la tierra convirtiéndolos en una masa uniforme de idiotas sin conciencia que por miedo votan a sus verdugos creyendo ingenuamente que son los que les van a salvar de su esclavitud solo para recibir unas miseras migajas a los pies de la mesa del amo, los que están sufriendo esta crisis son los primeros que han despertado a la realidad de sus cadenas y a la falacia de la democracia burguesa que es solo un eufemismo para no nombrar a este sistema por su nombre de pila "dictadura del capital", pero las clases medias aburguesadas aun siguen ciegos sin ver por donde les van a venir los palos, cuando se den cuenta sera tarde y hoy la cuestión en Francia es que ese pueblo tan "sabio" y "soberano" le darán el poder a un sionista reconocido como rusofobo radical y un fiel vasallo de Bruselas Washington y los Rostchild como es Macron.

En Francia al menos ya no son tan cínicos como para esconderse tras unas siglas y una ideología que nunca amaron,esto decía Francoise Hollande en 2015.

"Hace falta un acto de liquidación. Hace falta un harakiri. Hay que liquidar el PS para crear el partido del Progreso."

Ya la traicion esta consumada ahora ya no quedan mascaras ni falsas palabras,solo la imagen la propaganda y las mismas ideas en todo el establishment politico,que se resumen.

"ni de izquierdas ni de derechas"....solo Sionistas.

Si hubiese un campeonato de tontos los franceses se llevarían el primer premio al menos en España a su hermano gemelo de Alberto Rivera no lo pusieron de presidente, hay que ver lo que hace el dinero, para crear un nuevo partido y poner un monigote al frente,al que no hace falta ni que tenga ideología, solo con publicidad para vender un producto a una sociedad acostumbrada y alienada con el lenguaje publicitario y idiotizada con la imagen, para poner a cualquier yupi de presidente de una nación, si sumamos los fiascos de las elecciones en Grecia Reino Unido EEUU y ahora mas que seguro en Francia solo falta poner a otro sionista en Berlin para comenzar la tercera guerra mundial en Europa atacando a Rusia.

Y en cuanto a Melechon, un oportunista mas de izquierdas probablemente otro cartél del sistema como es Syriza y Podemos, la izquierda sin la ideología es como el cuerpo humano sin sus huesos, es como un edificio sin armazón ni estructura, solo un montón de escombros, este tipo de resultadistas de izquierda quieren conseguir en un día lo que se tarda años en construir. En vez de construir los diques para enfrentar al temporal se dedican a vender flotadores para que la gente no se ahogue.

Rafael P.S. dijo...

Un trosko gabacho. El Bernie Sanders galo. No me la colaría ni harto de whisky. Lo calé desde el principio, mucho antes de que fuese archiconocido por obra y gracia de los grandes medios de (in)comunicación con motivo de estas elecciones presidenciales franchutes.

¡Salud!