sábado, 29 de abril de 2017

¿Y no se manifiestan ante la embajada de EEUU?

Todavía existe algún Estado de la Unión donde la condición homosexual es considerada un delito. Hasta no hace mucho lo era en la inmensa mayoría y hasta con penas de prisión. Nunca vimos al colectivo LGBT manifestarse contra eso delante de la casa de putas estadounidense en Madrid.


El pasado 21 de abril a las 20 horas, miembros de numerosos colectivos LGBT radicados en España, se concentraron frente a la Embajada de Rusia en Madrid, así como junto a los consulados de Valencia y Barcelona, con el fin de protestar por unos supuestos “campos de concentración para homosexuales” en base a una información torticera vertida por el diario neoliberal Nueva Gaceta, panfleto vinculado al partido ruso liberal y extraparlamentario Yabloko.

En un artículo publicado por este rotativo y del que rápidamente se hicieron eco otros medios de comunicación como Radio Libertad, Infobae, la BBC, The Guardian, El Diario, El Confidencial o La Secta, se afirmaba que en Chechenia había “persecución y campos de concentración para homosexuales”.

Como única prueba presentaban una foto satélite de un edificio, que se aseguraba era el citado recinto de internamiento de individuos de “género” gay.

Lógicamente toda esta información se acompañaba de fotos del presidente checheno, Ramzán Kadirov y de Vladimir Putin, a los que se le intenta culpar indirectamente de la dudosa existencia de dichos centros.

Estos medios de comunicación, ONG´s y colectivos sociales, que con tanta vehemencia acusan a Ramzán Kadirov de un supuesto delito no probado, son los mismos que justifican a terroristas takfiris del Estado Islámico,  justamente represaliados por el propio presidente checheno.

Unos yihadistas contra los que nadie protesta y que lanzan a homosexuales desde los minaretes en su “Estado”, localizado en Siria, donde se calcula que hay miles de otros chechenos que engrosan las filas del Daesh y de los Rebeldes islamistas, apoyados por gobiernos de Occidente.

Es obvio que con bailes, fiestas, cabalgatas y un mucho de payasadas, la comunidad gay nunca resolverá sus problemas de discriminación. Ellos y ellas lo son doblemente, por su opción sexual y por ser sujeto de explotación, como todo hijo de vecino, en dictadura capitalista. 

Sé gay y también proletario si quieres sacudir tus cadenas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El sistema utiliza parab la politica a los homosexuales que es un sector muy sensible al rechazo historico.

Se olvidan que hasta hace medio siglo en la capital de la democracia se metia en la carcel por maricon y para no irnos mas tiempo atras cuando millones fueron quemados vivos aunque la Biblia manda que fueran matados a pedradas.

Lo que los homosexuales tampoco tienen memoria o exigirian la larga lista de todos sus pares quemados vivos en la cristiandad.

Los homosexuales solo deben entender que el perdon es solo por la cantidad de celebridades gay que necesitan para hacer dinero con ellos o los seguirian matando como manda la llamada palabra de Dios.

Rafael P.S. dijo...

Todavía hoy en Estados Unidos la homosexualidad es un delito en 13 Estados de un total de 50.