sábado, 20 de mayo de 2017

El pueblo rifeño vencerá

Tarde o temprano retomará la senda del gran líder anticolonialista Abdel Krim.

La ciudad rifeña marroquí de Alhucemas vive un gran despliegue policial y militar a la víspera de la jornada de huelga general y de protesta convocada por los activistas locales.

Además de los refuerzos policiales y de la Gendarmería (policía militar), han llegado a la ciudad miles de soldados que han acampado en tiendas de campaña militar en varias zonas periféricos de la urbe, como en las zonas de Badis y Ait Qamra, Sabadia y Mirador.

Precisamente en esa última zona, las fuerzas castrenses marroquíes establecieron un hospital militar de campaña, mientras que los antidisturbios de la policía de las Fuerzas Auxiliares se concentraron en diferentes puntos de la ciudad.

El pasado lunes, el líder de las protestas del Rif, Naser Zefzafi convocó una manifestación en Alhucemas y una huelga general en todo el Rif en respuesta a una reunión de los partidos de la mayoría gubernamental marroquí la víspera, en la que acusaron a los activistas rifeños de "separatistas".

Tras una reunión con el ministro de Interior, Abdeluafi Laftit, la noche del pasado domingo, los dirigentes de los seis partidos que forman la mayoría gubernamental acusaron a los manifestantes rifeños de superar "las líneas rojas" del patriotismo y de tener conexiones con partes extranjeras hostiles a Marruecos.

El Gobierno marroquí, dirigido por el Partido Justicia y Desarrollo (PJD), está formado por la Reagrupamiento Nacional de Independientes (RNI), el Movimiento Popular (MP), la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), la Unión Constitucional (UC) y el Partido del Progreso y Socialismo (PPS).

Sin embargo, las sección locales en Alhucemas del PJD y la USFP emitieron anoche un comunicado para desmarcarse de la postura de sus partidos en Rabat, al cual se sumó la sección local del Istiqlal, en un intento de mostrar sus coincidencias con el movimiento reivindicativo regional.

Asimismo, se preguntaron sobre los motivos que empujaron el Estado a enviar, de forma "no justificada", fuerzas de seguridad y militares a Alhucemas, a pesar de que las protestas son "pacíficas y civilizadas".

Además, exigieron que los partidos de la mayoría parlamentaria pidan perdón por las acusaciones que dirigieron a los activistas rifeños y de recurrir a la "sabiduría" para hallar soluciones "racionales y eficaces" a las demandas sociales de la población.

Según pudo constatar Efe, la movilización entre la población local para la protesta de mañana es muy grande, y es posible que participen categorías sociales que antes no se habían sumado a las manifestaciones.

Pese al despliegue policial y militar, no se registraron por el momento ningunas escaramuzas ni violencia entre las fuerzas marroquíes y la población local.

Desde hace seis meses, la zona del Rif vive en un ambiente de tensión y manifestaciones, que comenzó en octubre pasado cuando un vendedor de pescado, Mohcin Fikri, de 31 años, murió aplastado dentro de un camión de basura después de que la policía le confiscara la mercancía.

elconfidencialsaharaui.com



1 comentario:

Anónimo dijo...

En cualqquier momento se comienza a aplicar la solucion de los nazis con los que sobran.

Es que el sistema utilizado en Mexico de desaparecer las personas en fosas clandestinas ha tenido como resultado que las personas busquen rescatar los cadaveres de sus seres queridos y eso ocasiona una mala imagen de las democracias.

Y lanzarlas desde aviones al mar se cree seria malo para el turismo si las costas se llenan de cadaveres y por eso se prohibio.